José Coronado, para revista Influencers

Jose Coronado: “La galanura, acompañada de trabajo y esfuerzo, aporta muchas cosas”

2 semanas edad

Coronado de prestigio, de proyectos, de presente, de futuro, de pasado, de cuerpo y de alma. Con ese rostro que lleva dentro de nuestras casas desde hace tantos años que nos parece un familiar, un vecino, uno más de los nuestros. En vaqueros de andar sin oropeles. En las orejas de un sofá, a medio metro, escuchamos a un actor que también es voz, pero que, sobre todo, quiere ser Jose, a secas y sin tilde, sin más focos que los necesarios para seguir adelante en una carrera que le tiene entusiasmado a sus 62 primaveras.  

A punto de volver al cine con la última de Jaume Balagueró (Way Down). Con la última temporada de Vivir sin permiso en prime time. Con el color aún del verano, los ojos de mar verde-hondo y el pelo cano con olas de vida. 

Jose Coronado pudo ser abogado, o médico. Pudo haberse perdido en la montaña rusa de los coletazos de la Movida. Pero después de tres décadas llenas de variedad dedicadas a la interpretación, entre el teatro, el cine y la televisión, al final ha sido un actor maduro, de pies a cabeza, capaz de conquistar a audiencias transgeneracionales con un trabajo cada vez más bien hecho. 

Tiene usted algo de galán, de actor del pueblo, de bueno y de malo, de español medio del CIS, que le hace empatizar mucho con audiencias muy distintas.

La televisión ha tenido mucha importancia en mi carrera, porque, meterte en las casas de tantas personas cuando están en pijama y en familia, hace que te sientan de los suyos. Mi experiencia es que, si eliges bien los personajes, las audiencias te cogen cariño. Al menos yo así lo siento.  

En el cine ha pasado usted de ser el galán guaperas al maduro con personajes llenos de carácter, historia y fuerza. Bendita madurez…

¡Bendita madurez! Normalmente, los personajes complejos tienen más enjundia que el simple galán, que lo apuesta todo al físico, aunque nunca he renegado del galán. Cuando en mis primeros años me decían eso del galán, lo primero que hice fue ir a leer la definición y vi que se definía a un hombre educado, de buenas maneras, y todo lo que decía ese significante me parecía bonito. En mis comienzos tuve dos referentes fundamentales: Robert de Niro, por la complejidad de sus personajes, y Cary Grant, por lo que a mí me pudiera tocar de similitud. Con él entendí que esa galanura, si la acompañas de trabajo y esfuerzo, también puede aportar muchas cosas. 

Vivir sin permiso, de nuevo en nuestras pantallas, y usted dentro de Nemo Bandeira y su Alzheimer. ¿Cómo viene la traca final?

La temporada final son diez capítulos de lujo en la que todos los personajes están muy bien cogidos. En esta ocasión irrumpen los mexicanos, con Leonor Watling y Patrick Criado, que hacen unos personajes maravillosos. Como hay broche final, todo se precipita de una forma tremenda. Veremos los mismos ingredientes de la primera temporada, pero llevados todos al límite, y solucionando la trama. 

Le vemos con pistolas y gestos de odio, y en la vida real, echando una mano a Paco Arango en la Fundación Aladina, o con Ayuda en Acción. ¿Cómo es esa parte del metraje de su vida? ¿Echa en falta más asfalto de realidad y menos alfombras rojas?

Colaboro con Ayuda en Acción desde hace más de 20 años como una forma de canalizar esta estupidez que yo llamo fama. En un determinado momento me di cuenta de que, cuando hablaba, la gente me escuchaba. Le pasa lo mismo a la gente de mi gremio. Además de ganarme dignamente la vida, fui consciente de que podía aportar algo a la sociedad a través de esa fama. Desde entonces, pongo mi granito de arena, me arremango para concienciar en temas en los que creo, y siento que apoyar estas causas sociales es mi obligación y la de cualquier persona que tenga el poder de hacerse escuchar. Lo que hace Paco Arango a favor de lo niños con cáncer en la Fundación Aladina es impresionante. A mí solo me queda apoyarle en todo y estar muy cerca de su magnanimidad. 

Entre esas causas está su defensa del medioambiente. Para el reportaje gráfico que ilustra esta conversación ha querido usted vestirse de Ecoalf, un referente en la moda sostenible que fundó hace diez años Javier Goyeneche.

Ecoalf difunde un mensaje maravilloso de reciclaje de todo tipo de deshechos que naufragan en el fondo del mar para convertirlos en las materias primas de sus prendas. Además, el 10% de sus beneficios van directamente a su proyecto Upcycling the Oceans, con el que limpian el fondo del mar. La degradación del planeta en el que vivimos es un tema que me preocupa seriamente, y estoy implicado en la concienciación para que se revierta la situación antes de que sea demasiado tarde.

Teatro. ¿Le tientan las tablas o está más a gusto ante las cámaras?

El teatro es lo que más me gusta de mi profesión. Creo que es el espacio donde un actor realmente disfruta, y donde se ven sus dotes. Para mí es la fuente a la que un actor debe estar acudiendo constantemente para no dejar de aprender. Me encanta el silencio de 500 personas dispuestas a escuchar lo que vas a decir. 

En esta entrevista, Jose Coronado nos hace un tráiler de su papel en Way Down, su próxima aparición en el cine prevista para 2020. Y nos cuenta que cuando empezó, el cine español estaba en la UVI, y “ahora está sano, con muchas fuerzas, y peleando con los primeros espadas del mundo”. Nos habla del infarto que sufrió hace unos meses y descubrimos con él lo que tiene que tener un actor que influye en nuestra sociedad.

 

>> Podrás leer la entrevista completa en el número de noviembre 2019 de la revista Influencers.

 

Por Álvaro Sánchez León

Fotografía: Fernando Bosch

Maquillaje y peluquería: Jennifer López

Estilismo: Aurora Silva

Influencers

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *