Javier Cercas y su último libro

Javier Cercas: El Premio Planeta le consagra como autor policíaco

3 semanas edad

Cautivó desde Soldados de Salamina (2001) con su peculiar manera de fundir investigación histórica, ficción e intriga, un camino que él mismo creyó culminado en su penúltimo libro, El monarca de las sombras (2017). Ya pensaba que tal vez no volvería a escribir cuando empezaron a asaltarle destellos de una obra distinta de lo que había hecho antes, y le ha salido una trepidante novela de acción policial que le ha hecho ganador del Premio Planeta 2019.     

 

Yo he devorado Terra Alta en 24 horas. Tú has tardado en hacerla…

Año y medio. Tardé en ponerme a escribirla porque mi libro anterior era el que siempre había querido hacer y cuando lo acabé tuve la impresión de que había llegado al final. Terra Alta es un intento radical de reinventarme. Cuando la acabé, supe que era un libro distinto, lo hablé con mi agente y a él le pareció que la mejor manera de mostrar a la gente que era un libro mío pero diferente era presentarse a este premio. 

Ya te habían dado varios premios.  

Muchos, pero yo no me había presentado a ninguno. Mi madre me presentó a uno cuando era pequeño. Agarró unos papelotes que había en casa, los envió… ¡y me lo dieron!  

¿Es arriesgado para un escritor consolidado cambiar de registro?  

Los riesgos eran grandes, pero un escritor que no corre riesgos no es un escritor sino un escribano, que es una cosa distinta. Faulkner decía que “a lo máximo que podía aspirar un escritor es a una derrota honorable”, así que vamos de derrota en derrota, y claro que te puedes dar un batacazo, pero es mucho más triste pasarse la vida haciendo siempre lo mismo. Y si siempre haces lo mismo, siempre dices lo mismo, porque la literatura es forma. 

 

Para mí, crear una novela es como crear un juego con unas reglas determinadas

 

Terra Alta es una novela muy estructurada, con saltos temporales y relatos paralelos. ¿Cuánto sabes de lo que va a pasar antes de sentarte a escribir?

De joven trabajaba casi sin plan. Tenía una idea vaga, luego iba excavando, y al final volvía a empezar. Ahora tengo un plan bastante claro que luego no se parece al resultado, una idea bastante hecha antes de empezar a escribir, pero luego la novela me lleva por su camino. Aparecen cosas, que acepto o rechazo, y muchas son improvisaciones. Para mí, crear una novela es como crear un juego con unas reglas determinadas.

Sigues utilizando referencias históricas de distintas épocas y la clave final del enigma, que no vamos a desvelar, está en un hecho sucedido mucho tiempo atrás.  

Algunas veces he hablado de la ‘dictadura del presente’, creada en buena medida por los medios de comunicación. Consiste en pensar que el presente es solo ahora y lo que pasó hace dos meses es ya prehistoria y no tiene nada que ver con nosotros. Pero como decía (de nuevo) Faulkner, ‘past is not dead, is not even past’, “el pasado no está muerto, ni siquiera ha pasado”. 

El pasado, y sobre todo el pasado del que quedan testigos, es una dimensión del presente sin la que el presente queda mutilado, y eso es un tema constante en mis libros. El pasado está todavía aquí operando sobre nosotros, y el protagonista, un mosso de esquadra sin conciencia histórica que cree que la Historia comienza con él, encuentra la solución a un crimen en algo ocurrido 80 años atrás. 

 

Javier Cercas nos cuenta en la entrevista cómo le asesoraron los mossos para su novela; qué le ha supuesto el cambio de registro a la novela negra. Y nos relata cómo consigue elaborar la trama tan adictiva inherente al género policíaco.

 

>>Podrás leer la entrevista completa en el número de enero-febrero 2020 de la revista Influencers.

 

 

Texto: Juan Carlos de Laiglesia

Foto: Ricardo Rubio

Influencers