Influencers que cambiaron el mundo: Benigno de la Vega-Inclán

Todo el mundo conoce la marca Paradores, que cumple este año su 90º aniversario, pero muy pocos saben la historia de la persona detrás de su creación. Se trata de D. Benigno de la Vega-Inclán, II Marqués de la Vega- Inclán, que se adelantó en 50 años al boom turístico de los años 60 sentando las bases metodológicas de las que hoy en día vive la principal industria de este país.

 

Su vida daría para escribir el guion de una serie de varias temporadas, ya que fue, entre muchas otras cosas, militar de carrera, diputado en las Cortes, senador vitalicio, escritor, editor de libros, corredor de bolsa, marchante de arte, diplomático, pintor, arqueólogo, promotor turístico, hotelero… pero ante todo fue un mecenas atípico que quiso acercar la riqueza cultural y patrimonial de España a todo el mundo a través del Turismo.

En los primeros años del siglo XX visualiza el Turismo como canal para acercar la cultura al pueblo y como generador de recursos económicos que ayudasen a salir de la crisis en la que España estaba inmersa. Es nombrado Comisario Regio de Turismo y Cultura en 1.911 y desempeña el cargo hasta 1.928. Sin dotación económica, tiene que costear de su bolsillo o involucrar a terceras personas para realizar muchos de los numerosos proyectos que acomete, como la creación de los primeros museos tematizados: la Casa del Greco en Toledo, la Casa de Cervantes en Valladolid y el museo del Romanticismo en Madrid. Además, ayuda a la familia de Sorolla para crear el Museo de Sorolla en Madrid.

Intercede entre inversores para crear una oferta hotelera de lujo que atraiga a turistas, como el Ritz y el Palace en Madrid y el Hotel Alfonso XIII de Sevilla.

Como Diputado en las Cortes y Senador Vitalicio influye para crear una base normativa que fomente el Turismo con leyes que establezcan tipologías de alojamientos hoteleros, de protección del Patrimonio o la Ley de Parques Nacionales de 1916.

A través de la Comisaría Regia efectúa por primera vez la promoción turística de España, organizando y acudiendo a exhibiciones o editando las primeras guías turísticas, postales y folletos, para acercar el arte y la cultura española al pueblo. Interviene además en las Exposiciones Internacionales de Sevilla y Barcelona de 1.929 con el mismo objetivo, poner a España en el mapa internacional, dándole valor y prestigio.

Su trabajo generó la sensibilización hacia la cultura y el patrimonio entre la clase política y en la población cubriendo carencias del Estado en estas materias y creando la base de riquezas alternativas y estables a través del Turismo que perduran hasta nuestros días.

 

 

Texto: Javier Mateos de Porras Gómez (Miembro de la Plataforma de homenaje a Vega-Inclán)

Foto: Museo del Romanticismo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies