Hernán Zin: Adiós a la guerra

Entrevistamos a Hernán Zin (Buenos Aires, 1971): reportero de guerra, escritor, y director de documentales.

A los 21 años comenzó a escribir en el periódico El Cronista Comercial como enviado enviado especial a El Cairo y Pekín. Desde entonces, ha publicado sus reportajes en medios como El País, El Mundo, Interviú, ABC, La voz de Galicia

Desde 2006 realiza para el periódico 20 minutos un recorrido por los principales conflictos armados del siglo XXI; un blog, bajo el título Viaje a la guerra, que pretende dar voz a las víctimas de los conflictos armados y que lo ha llevado a lugares como Congo, Somalia, Afganistán, Gaza, Líbano, Sudán, Uganda, Ruanda, Bosnia…

Renacer, reinventarse, reiniciarse…. Lo ha tenido todo, lo ha vivido todo y en un momento sintió que todo lo perdía: el amor, su vocación como reportero de guerra, su juventud…

De ese cambio de ciclo y de su catarsis hablamos en la cocina limpia y pulcra de su limpia y pulcra productora, Contramedia, una casa estupenda en Pozuelo desde la que, harto de lavarse las manchas de sangre, prepara el salto al cine de ficción.

“Hace un año tuve la primera depresión de mi vida. Me vi ya con unos años, después de perder el Goya con Nacido en Siria, empezaba el invierno, me había separado de Bebe, comprendía que no podía hacer más este trabajo de la guerra y pensaba: ‘Tengo que empezar a hacer ficción, estoy solo en mi casa… Llueve, es febrero, hace frío… ¿Cómo coño salgo de esto?’. Y lo hice escribiendo Querida guerra mía y riéndome de mí mismo. El libro ha sido una terapia y para mí ya ha cumplido su propósito. Me ha sanado en el momento más difícil de mi vida, el de frenar, mirar al pasado y cerrar una etapa. Con amor y con humor”.

Le preguntamos si es posible que la gente entienda a un reportero de guerra que se despida con risas. “El humor es una constante en nuestro el trabajo porque cuando ves la enésima desgracia del día en Siria –en Somalia, en Gaza…– o ya haces una broma o te vuelves loco. Es casi humor negro y quien está fuera no lo entendería, pero es un mecanismo de defensa muy lógico. Lo que ves te desgarra tanto que sin humor te mueres. La vida es un accidente. No entendemos bien por qué ni para qué ni qué somos ni adónde vamos, y es muy importante reírnos de nosotros mismos, quitarnos importancia”.

Además de los documentales que nos muestran la vida de niños palestinos, la matanza de elefantes en África, los que abandonan el horror de la guerra de Siria, la violación como arma de guerra… También ha hecho vídeos musicales y la película documental 10 años con Bebe, que fue nominada al Grammy Latino en 2016.

En la entrevista más sincera del argentino, nos cuenta si su adiós a las armas es definitivo, nos habla de sus principios y de cómo está viviendo el movimiento Me Too.

Todas estas respuestas y la entrevista completa en el número de mayo 2018 de la revista Influencers.

¡Ya en tu quiosco!

 

También te puede interesar

El héroe de siempre, como nuevo

Un estudio de la página de contactos Shakn resumió eso que las mujeres (hetero) buscan …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies