Endesa redobla su apuesta por la movilidad sostenible

6 meses edad

No es una sorpresa que Endesa, una de las compañías eléctricas con más presencia en nuestro país, esté comprometida con la innovación. Hace tan solo unos meses de la inauguración del Enel Innovation Hub, un espacio donde diversas startups tecnológicas pueden trabajar en un espacio de coworking.

Pero el compromiso de Endesa con el futuro no acaba ahí. Frente a los problemas medioambientales y energéticos a los que nos enfrentamos, Endesa apuesta, ahora más que nunca, por la movilidad eléctrica y sostenible, a la que se acerca –tanto de manera interna como externa– desde tres ejes de actuación.

Clientes

Endesa, cubriendo el frente del consumidor, tiene varias soluciones integrales para aquellas empresas o particulares que quieran disponer de vehículos eléctricos. Una estrategia que ha llevado a la compañía a lanzar soluciones que facilitan la instalación de equipos de recarga para todo tipo de viviendas, a ofrecer servicios de recarga en vía pública, además de proveer soluciones para empresas y trabajar en el desarrollo de proyectos de nuevas tecnologías de recarga inteligentes. No solo la infraestructura está incluida, sino que también ofrecen tarifas especializadas como la Tiempo ZERO, que en un horario de tarifa plana tiene un coste de 0/kWh hasta los 200kWh.

Una nueva cultura

Endesa está comprometida con la divulgación de una nueva cultura energética más sostenible y responsable. La electrificación de la movilidad es clave para lograr un desarrollo sostenible, ya que la eficiencia y la ausencia de emisiones de los vehículos eléctricos es clave para el medio ambiente. Para ello, lo mejor es predicar con el ejemplo, y por eso ha desarrollado una serie de iniciativas de movilidad sostenibles. Una de estas iniciativas es el Plan de Movilidad Eléctrica para empleados. Su tercera edición ha finalizado con quinientos treinta y cuatro trabajadores –es decir un 6 % de la plantilla— en posesión de un coche eléctrico particular. Traducido a cifras nacionales: durante los últimos tres años, el 7 % de los coches eléctricos vendidos en nuestro país fueron a parar a personas de la plantilla de Endesa. Se espera que dentro de poco se lance la cuarta edición del plan.

Y el futuro seguirá siendo eléctrico. Para 2021, Endesa quiere multiplicar por cinco los vehículos eléctricos de su flota, de manera que estos alcancen el 15% del total de vehículos de la empresa. Los vehículos híbridos también tienen cabida en este futuro, con planes de que representen más del 20% de los vehículos totales.

Otra de las iniciativas que ha lanzado Endesa en este ámbito es un servicio de car sharing, consistente en un pool de vehículos eléctricos puestos a disposición de los empleados para que puedan realizar sus gestiones laborales de una manera sostenible y no contaminante. Los empleados cuentan con una herramienta online para reservar el vehículo durante horas o incluso días completos.

Fuerte inversión

Todo esto no sería posible sin una fuerte inversión en desarrollo tecnológico. Endesa, por tanto, planea seguir avanzando en el campo de la movilidad sostenible, llevando los últimos descubrimientos tecnológicos a su día a día. Desde Endesa se continúa impulsando el desarrollo de la carga rápida; se han firmado acuerdos con fabricantes de automóviles eléctricos y se participa en varios proyectos de calado internacional. Uno de estos proyectos, sería el proyecto Victoria, encargado del desarrollo e implantación en Málaga de un carril bus urbano de recarga rápida.

 

Proyecto ZeEUS

El proyecto ZeEUS (Zero Emission Urban Bus System o, en español, sistema de autobuses urbanos de emisión cero), por su parte, trata de un punto de carga ultrarrápida para autobuses eléctricos de Endesa en Barcelona. Se trata de un sistema que en unos minutos añade carga a la batería aprovechando el tiempo de parada al final de línea y la llena hasta un 80%.

Entre las ventajas de este sistema, además de la rapidez en la carga, está también el hecho que permite que la batería del autobús sea más ligera y pequeña, y, como consecuencia, tenga un coste menor. Este modelo de estación, igual que los otros, está pensado, además de para alimentar autobuses, para vehículos de servicio, como camiones de limpieza o mercancías, por ejemplo.

El desarrollo del pantógrafo se enmarca en el proyecto ZeEUS de promoción de movilidad eléctrica urbana –financiado por la Unión Europea– y en el que participan ocho ciudades comunitarias. Barcelona, a través de Transportes Metropolitanos de Barcelona, lidera la fase de pruebas de este programa en la capital catalana con la puesta en circulación de cuatro autobuses de cero emisiones, dos de los cuales –de doce metros de longitud– ya circulan por la ciudad desde el año 2014. Endesa colabora con la instalación y gestión de la operación de los puntos de carga, el estudio de los cuales permitirá diseñar la infraestructura necesaria para la electrificación de toda la flota de autobuses de Barcelona.

 

 

Influencers para Endesa

 

 

 

Influencers

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *