Vicente del Bosque: “Yo no quería ser entrenador profesional, lo mío era la cantera”

1 semana edad

Influences habla con don Vicente del Bosque, el único entrenador de la historia del fútbol que ha ganado todos los grandes títulos posibles. Como técnico del Real Madrid, se alzó con dos Ligas de Campeones, una Copa Intercontinental, una Supercopa de Europa, dos Ligas y una Supercopa de España. Como seleccionador nacional español de fútbol, ha conquistado la Copa del Mundo de 2010 y la Eurocopa de 2012. En 2013, fue galardonado con el Balón de Oro de la FIFA como mejor técnico del año anterior. Además, posee el título de primer marqués de Del Bosque y es doctor honoris causa por la Universidad de Castilla-La Mancha.

Sus reflexiones, tan serenas como emotivas, nos permiten conocer las claves de la fortaleza emocional de un hombre bueno que se ha distinguido por saber disfrutar los triunfos y aceptar las derrotas siempre con mesura, manteniendo los pies en tierra firme y sin ambición de protagonismo.

¿Cuándo empezó a interesarse por el fútbol?

Desde bien pequeño. Era el mejor juego de todos y no queríamos mucho más. Si estaba con un amigo, jugábamos uno contra uno. Si éramos cuatro, dos contra dos, así sucesivamente y, si estaba uno sólo, pues te ponías contra la pared a ver cuánto duraba con la cabeza, con la derecha, con la izquierda… yo creo que eso ahora es impensable porque a los niños se les programa media hora de técnica, media hora de otra cosa… y eso no vale para nada. Nosotros estábamos en la calle todo el día.

¿Cómo fue su salida de Salamanca para ir a Madrid y jugar en el Real Madrid?

Había un observador del Real Madrid en Castilla y León y él me trajo. Nos habíamos enfrentado en la categoría juvenil el Real Madrid y el Salamanca, equipo en el que yo jugaba, por el campeonato de España y allí me pudieron ver. Pero no tenía yo la perspectiva de un chaval de ahora, que ya con 16 o 17 años tiene claro que quiere ser jugador profesional de fútbol. Yo vine a una aventura sin saber para nada que iba a ser jugador de fútbol.

Mi padre era un poco reacio a que viniera, pero finalmente accedió a que me marchara a Madrid. Yo creo que me dejaron en buenas manos porque la sección de fútbol del Real Madrid se preocupaba mucho por nosotros y, yo que he estado después en esa faceta, ejerciendo de coordinador de la cantera del club, tienes una responsabilidad con los chavales que traes, pero también es cierto que el que es buen estudiante, lo continua siendo, y el que es mal estudiante, también lo sigue siendo cuando llegue al Real Madrid o, supongo, a cualquier otro club.

¿Cómo recuerda su debut con el Real Madrid?

Estaba Miguel Muñoz de entrenador. Era la temporada 1973-74 puesto que, aunque yo había llegado en 1968 y había jugado algún partido amistoso, el debut oficial fue aquella temporada. Fue un momento emocionante porque habían pasado cinco años desde que había llegado a Madrid y había pasado por Juvenil y Aficionado del club, pero también estuve cedido en otros clubes antes de poder volver al Real Madrid. 

 

A mí el fútbol me ha dado con el tiempo un equilibrio emocional que considero necesario para cualquiera que tiene que dirigir un equipo de trabajo

 

Háblenos de su libro, Ganar y Perder.

Es un libro que trata sobre saber ganar, que es muy difícil, pero también sobre saber perder porque a esto no estamos acostumbrados. Todo el mundo nos prepara para ganar, pero antes de salir a ganar cualquier campeonato hay muchos gestos antideportivos, y los medios de comunicación tienen mucho que ver por la expectativa tan alta que generan sobre que vamos a ganar el campeonato. Y si luego no se gana, es un fracaso. Y no es así. A mí el fútbol me ha dado con el tiempo un equilibrio emocional que considero necesario para cualquiera que tiene que dirigir un equipo de trabajo. No se puede estar constantemente alterado, dando voces y corriendo de lado a lado.

 

Vicente del Bosque hace balance para nosotros en esta entrevista de su etapa como entrenador del Real Madrid, nos cuenta cómo le propusieron dirigir la selección nacional de fútbol después de que Luis Aragonés dejara un equipo ganador tras la Eurocopa de 2008; y nos revela a qué jugador le hubiera gustado entrenar.

 

 

>> La entrevista completa en el número de enero 2020 de la revista Influencers.

 

 

 

Por Ángel Sánchez

Fotos: Jesús Cordero

 

Influencers