¿Es viable la inmortalidad?

Entrevistamos a Carolina Hernández, bioquímica especialista en longevidad, envejecimiento y nutrición. Directora y fundadora del Máster en medicina antienvejecimiento y longevidad del Institut de Formació Contínua IL3 de la Universitat de Barcelona.

¿Qué es el envejecimiento y qué mecanismos están involucrados?

Definimos al envejecimiento como un proceso vital, ineludible que se produce progresivamente, a todo el mundo y de forma personal, es decir que no todos envejecemos igual, así como no todos nuestros órganos y sistemas lo hacen al mismo tiempo y de igual manera. Está acompañado por una pérdida de capacidades físicas y funcionales, y aunque no se trata de una enfermedad,  nos hacen menos hábiles para adaptarnos al medio y más susceptible a padecer enfermedades.

Algunas personas creen que el envejecimiento es una enfermedad curable. ¿Qué opinas? ¿Se puede revertir el envejecimiento? ¿Se debe revertir si es posible hacerlo?

Como comenté no es una enfermedad, sino que es un proceso que se instaura paulatinamente en condiciones normales, y que el hecho de ir perdiendo capacidades físicas, mentales y funcionales, hace que sea un importante factor de riesgo independiente para contraer numerosas patologías.

La propia senescencia o envejecimiento celular, la falta de efectividad de los mecanismos de reparación natural y el propio proceso degenerativo que acompaña al envejecimiento nos hacen más propensos a enfermarnos.

No debemos olvidarnos que prácticamente todos nuestros órganos sufre alteraciones con el envejecimiento. Perdemos capacidad en nuestro sistema inmunitario, no tenemos tanta resistencia al estrés, se afecta nuestra memoria y capacidad cognitiva. Nuestra función motora es más torpe y menos ágil. Nuestros sistemas auditivo y visual se deterioran, por eso aparecen patologías como pérdida de audición o cataratas. Órganos importantes como el pulmón, el riñón, el corazón, y el estómago, así como nuestras glándulas endocrinas ya no funcionan de forma efectiva y óptima. Por lo que aunque no se trate de una enfermedad, es importante tratarlo, ya que se puede revertirlo, enlentecerlo… principalmente antes de que aparezcan signos y síntomas que no todo funciona de forma óptima.

Dicen que el ser humano puede vivir un máximo de 120 años, aproximadamente. ¿Tenemos un límite biológico aunque logremos frenar el envejecimiento? ¿Es viable la inmortalidad? ¿Por qué algunas personas viven más que otras?

Sin lugar a dudas la progresión de la esperanza de vida es una certeza. Existen numerosos estudios que demuestran el crecimiento de la misma en forma lineal e ininterrumpidamente durante los últimos 165 años. Hoy, gracias a los avances en el campo de la biología, la biología molecular, la genética, asociadas además a las mejoras en nuestras condiciones existenciales, como agua potable, tratamiento de residuos, medicamentos, la esperanza de vida en los países industrializados ha aumentado de forma espectacular. Tanto que para el año 2050 se espera que la población de personas mayores de 65 años supere a los jóvenes por primera vez en la historia de la humanidad.

De todos modos, creo que aún cuando somos más longevos, tenemos un límite biológico que nos condiciona para ser inmortales, por eso no son tantas las personas registradas que han alcanzado los 110-120 años de edad.

Lo que sí se sabe, es que los supercentenarios comparten características similares que los hacen más longevos. Por ejemplo, son más resistentes a los daños ocasionados por los radicales libres, es decir, son más resistentes a la oxidación y por ello envejecen más lento. Son más inmunes a padecer enfermedades, incluso frente al cáncer, y gozan de muy buena salud a lo largo de su vida. Además de sus características genéticas, son personas con estilos de vida saludables: alimentación, ejercicio físico, relaciones sociales saludables, descanso, poca contaminación en su entorno.

¿Hacia dónde van las investigaciones sobre el envejecimiento? ¿Qué veremos en los próximos años?

Para poder comprender por qué envejecemos, investigadores como la directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) María Blasco, y Manuel Serrano del Centro Carlos López-Otín de la Universidad de Oviedo, entre otros, han realizado una revisión donde describen los procesos moleculares y celulares que se relacionan con el proceso de envejecimiento y han descrito 9 categorías o causas determinadas por la genética pero moduladas por el ambiente, que contribuyen al daño que ocurre con la edad y conducen al desarrollo de patologías asociadas con la misma. En esta misma revisión, se repasan las posibles dianas terapéuticas que prometen frenar el envejecimiento, como por ejemplo evitar el acortamiento telomérico, o disminuir o corregir los daños a nivel genético que se suceden por el simple hecho de envejecer.

Hablar de inmortalidad es demasiado esperanzador, pero en mi opinión, “Permanece, supongo, aquello que sabe envejecer bien”.

¿Cómo podemos envejecer con salud? ¿Cuándo hay que empezar a cuidarse y qué debemos hacer? ¿Qué decisiones que tomemos de jóvenes afectarán a nuestra salud futura?

Es muy importante considerar que ¡somos responsables de la salud que tenemos! Que la salud no es simplemente un golpe de suerte. Que para disfrutar de una buena salud debemos entender que depende de nuestra decisión!!!

Prácticamente el 75% de las enfermedades están relacionadas con los hábitos de vida y nuestra alimentación. Solo un 25% de las enfermedades son de carácter genético, las demás, que se desarrollen o no está en nuestras manos. Por eso, cuando me preguntan cuándo es ideal comenzar a cuidarse…contesto siempre: mucho antes de que la mamá quede embarazada. Porque la salud de su hijo dependerá de su estado de salud, de sus hábitos, de los propios déficit nutricionales que esta tenga.

 

 

Miguel Ángel Ossorio Vega

 

También te puede interesar

Las extrañas muertes de los ídolos grunge de los 90

Dolores O’Riordan, Scott Weiland, Chris Cornell, Chester Bennington, Kurt Cobain… Como si el líder de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies