Equipos móviles HP Elite Dragonfly

Usabilidad, el nuevo paradigma de los equipos móviles

1 mes edad

El futuro es móvil, esta es una realidad que ha dejado de ser una ambición de futuro para convertirse en una demanda por parte de todo tipo de usuarios, sean profesionales o no. Poder dar uso a los ordenadores en cualquier lugar y situación (como por ejemplo en cualquier habitación de la casa) es algo que se debe ofrecer por parte de los fabricantes en sus equipos móviles y, además, todo ello con una usabilidad que posibilite tanto finalizar trabajos con solvencia como disfrutar de contenidos multimedia.

Una de las mejores opciones que existen actualmente para conjugar todo lo que se desea hacer en condiciones de movilidad son los equipos convertibles. Estos ofrecen una capacidad y adaptabilidad que hace no mucho tiempo parecía imposible conseguir, ya que se pueden adaptar para ser utilizados como si fuera un portátil al uso e, incluso, es posible transformarlos para hacer las veces de tablet. Y, para ello, su pantalla es un factor clave, ya que se puede girar hasta 360 grados para adaptarse a todo tipo de situaciones con una resolución Full HD (sin por ello perder un ápice de calidad) y, siempre, manteniendo un excelente diseño.

Conectividad y seguridad, elementos claves en los convertible actuales

Para no parar en el día a día, tanto por trabajo como al dar uso personal a un convertible, la conectividad se ha convertido en algo vital. Y, modelos como por ejemplo el HP Elite Dragonfly, que es ideal para teletrabajar, demuestran que es posible conseguir esto con unas cotas de calidad realmente altas. Además, su peso es extremadamente reducido -pesa menos de un kilo-.

Así, por poner un ejemplo, este equipo permite establecer conexiones WiFi 6 (802.11ax) capaces de alcanzar altas velocidades de hasta 9,6 Gbps, lo que asegura que en entornos muy exigentes no se tendrá el más mínimo problema. Incluso, si es necesario, es posible obtener acceso a datos móviles 4G.

En lo referente a la seguridad, importante para que los datos que se manejan no estén expuestos, el equipo antes mencionado de HP es una muestra clara de lo que es posible conseguir para que incluso en entornos empresariales o en cualquier lugar de la casa se obtenga el máximo. Así, por ejemplo, se ofrece defensa ante los ataques externos, como por ejemplo de malware, con tecnologías como Sure Sense. E, incluso, se incluyen posibilidades como lector de huellas integrado o la tecnología Sure View, que evita que miradas indiscretas puedan ver lo que se muestra en la pantalla.

Potencia, clave para la mejor experiencia de uso

Todo lo comentado hasta ahora no sería completamente efectivo si los convertibles no ofrecieran una capacidad de trabajo muy solvente y que permiten, incluso, realizar trabajos de edición con Windows 10 sin problema alguno. Una muestra de lo que decimos es que se pueden encontrar modelos que integran componentes Intel Core i7 vPro de octava generación, que combinan de forma acertada tanto potencia como seguridad y, como no, el HP Elite Dragonfly da uso a esta CPU que incluso posibilita que todos los procesos se ejecuten con una gran estabilidad -lo que, entre otras cosas, aumenta el tiempo de vida útil del ordenador-.

A todo esto se le suma que el almacenamiento de estos ordenadores, que son el paradigma de la movilidad conjugada con la usabilidad, incluyen discos SSD (Estado Sólido). Hablamos de ordenadores que aseguran una gran capacidad de transferencia de datos y, también, una seguridad ya que su resistencia es muy alta en todo tipo de escenarios por lo que se pude ser productivo en cualquier lugar de la casa o fuera de ella.

El caso, es que los tiempos en los que era imposible disponer de un portátil en movilidad potente, atractivo y útil quedaron atrás… y, gracias a los convertibles como el HP Elite Dragonfly, nunca fue tan cómodo y solvente trabajar en cualquier lugar.

 

Por Iván Martín

Influencers