Existe la idea errónea de que solamente aquellas personas con un gran patrimonio necesitan un asesor financiero. ¡Y no...