NACHO GUERREROS. Mucho más que Coque…

Lleva 12 años dando vida a Coque, el entrañable portero de ‘La que se avecina’. Su ingenuidad y su simpatía le han convertido en uno de los personajes más carismáticos de la serie. Pero Nacho Guerreros (Calahorra, 1970) no solo es un portero despistado con cresta. Ahora, además, triunfa con la obra de teatro “Juguetes rotos”, un cambio de registro al drama -que borda- y que ha cosechado las mejores críticas. Actualmente de gira, nos hace un hueco entre función y función.  En una cafetería del madrileño barrio de las letras, con Calderón de la Barca espiándonos tras la cristalera, el actor nos habla de sus proyectos, de sus manías y de sus sueños.

Nacho Guerreros durante una escena de Juguetes rotos.

Este riojano llegó a Madrid soñando grande. Quería triunfar en la interpretación, ver su nombre en carteles luminosos en la Gran Vía. El batacazo fue descomunal, claro. Pero no tanto como su pasión por la interpretación, que es inmensa. El empeño y el esfuerzo, como en la fábula de la cigarra y la hormiga, acabaron por tener recompensa. Esta es la historia de un tipo “brillantemente normal” que hace honor a su apellido, porque guerrero es un rato. Y en una profesión llena de brillantina, Nacho Guerreros no necesita más que su talento para deslumbrar.

Inmerso en el rodaje de “La que se avecina” , acaba de terminar un cortometraje (Cariño) de director Ángel Gómez, y además sigue de gira con su función de teatro Juguetes rotos, después de conseguir el lleno absoluto durante su estancia en el Teatro Español. Una obra que surgió casi por casualidad: “Conocía a la directora y autora, Carolina Román, y le encargué un monólogo hablando sobre el acoso. Pero en los ensayos apareció mi compañero de reparto Kike Guaza, que todavía no estaba incorporado a la función. Entonces decidimos dejar el monólogo y hacer una función de dos”.

El personaje de ‘Juguetes rotos’ quiere vivir en libertad y no puede, se siente encerrado ¿Te has sentido alguna vez así?

Si, durante el año que sufrí bullying. Me sentía encerrado. Era una cárcel, quería huir de allí. (Nacho ha contado su experiencia personal en el libro “Yo también sufrí bullying”, Versatil Ediciones) Tenía 13 años y estaba haciendo FP, delineación, que no me gustaba nada, me matriculé por hacer algo. Y fue allí donde conocí a estos dos tipos que me hicieron todo el año la vida imposible. Yo no quería quedarme ahí, así que se lo dije a mis padres y me fui. Afortunadamente, solo fue un año, pero hay chavales que lo sufren durante toda la etapa escolar.

¿Es complicado, económicamente hablando, ser actor en España?

Es complicado ahora ser cualquier cosa, porque estamos en un país donde hemos perdido todo lo que teníamos. La libertad de expresión, sin ir más lejos. No somos libres para decir lo que queremos, porque enseguida vas a la cárcel. No puedes poner un tuit, porque ofendes. Y como hay tanta gente que se la coge con papel de fumar, pues entonces es mejor pasar de todo e ir a lo tuyo, en mi caso trabajar. Y ganar pasta. Porque en este mundo si no tienes salud y pasta, no eres nada. Y tener muchos likes en Instagram, porque ahora un like vale dinero. Y muchos followers (se ríe).

Pues tú no vas nada mal, he visto que tienes 381 mil seguidores en Instagram…

Mi profesión la he hecho sin redes sociales. Las redes sociales me han aparecido mucho después y las estoy aprovechando muy bien, pero es verdad que hay que saber usarlas. Los que tenemos cierta proyección mediática podemos ser influyentes. Pero hay que influir bien. Porque para llamar a un tío “cara anchoa” en la calle, hacer un vídeo y colgarlo, eso es hacer el mamarracho. A mí me gustaría influir de otra manera. Y que los chavales que nos siguen se den cuenta de que sin esfuerzo no hay recompensa.

Charlamos con el actor sobre la fama, nos cuenta qué no soporta en la vida, con qué actor o actriz le gustaría trabajar, como fueron sus inicios en “Aquí no hay quien viva”…

>>Todas estas respuestas y la entrevista completa en el número de junio de la revista Influencers.

¡Ya en tu quiosco!

 

 

También te puede interesar

Nacho Dean, en revista Influemcers

Nacho Dean se lanza a la expedición Nemo

Este malagueño (sin acento andaluz) de 38 años ha sido el primer español que ha …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies