Miguel Poveda: “Un artista no lo hace un concurso”

1 semana edad

Ecléctico, muchos le conocen por sus raíces flamencas, pero le encanta experimentar y no quedarse en la ortodoxia, lo que le ha valido las críticas de no menos de un purista.

Hablamos con Miguel Poveda del concierto del próximo 7 de diciembre en el Teatro Real de Madrid, donde presentará su último disco, que se complementa a modo de trilogía con su anterior álbum EnLorquecido. Su primer single “Voy a perder la cabeza por tu amor” es el primer adelanto que ya podemos escuchar.

Cuéntanos, ¿qué vamos a encontrar en tu nuevo disco?

Es un ramillete de canciones que yo escuchaba de pequeño y que ya lo cantaban artistas que, cuando yo tenía 10 años eran mis ídolos, como Manzanita, Los Chichos, Lole y Manuel o Bambino. Con este álbum he querido volver al inicio de todo. Para celebrar los 30 años, se necesita volver al punto cero; el otro disco es de cante tradicional, de esos artistas que me han llevado a hacer el flamenco que hago ahora, más tradicional, y eso se va a reflejar en el concierto. Eso es lo que está en estos discos y una tercera parte que recoge algunos poemas de Federico García Lorca, a los que he puesto música, donde quedan reflejadas más influencias musicales que he tenido a lo largo de todos estos años. La diversidad musical con la que he crecido también está presente en la música que le he puesto a Federico y algunas coplas que grabé hace tiempo. Va a ser como una fiesta de celebración muy bonita.

¿Cuándo aprendiste a cantar? ¿Cómo te cuidas la voz?

Con mucha vocación, mucha afición y humildad vas corrigiéndote y construyendo poco a poco tu forma de cantar, y con los años. Eso no se aprende de un día para otro, es decir, yo tenía mis cualidades, pero luego había que cultivarlas y trabajarlas durante muchos años. Ya son 30 y todavía no sé cantar del todo como yo quiero cantar, así que, ¿cómo se aprende? Con los años y cargándote de experiencias para que tus letras o tus cantes cobren verdad, las historias sean reales y se hagan reales porque las has vivido. Así es como se va aprendiendo.

¿Qué es el arte para ti?

Esa chispa de autenticidad, de verdad que, cuando la expones en un escenario, hace que el espectador se olvide del mundo entero. Te atrapa. Cuando alguien es artista, en un escenario te atrapa y te hace olvidarte del mundo, de dónde estás sentado, de si te duele la cabeza,… de todo. Ya sea porque tenga carisma, porque tenga vocación, por lo que sea, o porque tenga una fuerza tan fuerte que te active todas las teclas de las emociones posibles y te haga sentir que has salido distinto cuando sales de un teatro o de un recinto donde has ido a ver a ese artista.

En diciembre, los triunfitos de 2017 cierran su primera gira, que ha sido todo un éxito, en el Palau Sant Jordi de Barcelona. El próximo mes de febrero comienza la gira de los que han participado en la edición de 2018, ¿qué opinas sobre concursos como Operación Triunfo?

Creo que son lugares donde los chavales se dan a conocer, donde cantan, donde la gente puede ver que en este país hay mucho talento, pero eso no es decisivo para marcar lo que es un artista ni una carrera. Un artista no lo hace un concurso, un artista no lo hace un disco ni una canción, ni una firma de discos multitudinaria, es decir, es bonito que la gente quiera dedicarse a la música y quizás el camino más efectivo en un momento dado, pero también puedes desaparecer igual que has aparecido. Hay ediciones de Operación Triunfo en las que ya no sabes quién había ido a concursar… Es bueno quizás para alguna gente, que les sirve como experiencia, pero eso no quiere decir que sea un artista, de la noche a la mañana. Es un escaparate muy amplio, que tiene sus cosas buenas, pero también tiene su arma de doble filo.

Has colaborado como asesor de Manuel Carrasco en el programa de La Voz, ¿volverías a participar como coach?

Nunca se puede saber porque yo siempre dije que no lo haría hasta que me llamó Manuel Carrasco y, como es mi amigo, fui. Luego lo pasé bien en algunos momentos, pero no es algo que a mí me haga disfrutar mucho. Fue una experiencia, la viví, me divertí en algunos momentos, en otros no tanto [risas], pero yo estoy más cómodo en otros hábitats.

¿Qué es para ti un influencer? ¿Te consideras a ti mismo uno de ellos?

Que va, para nada. Si influyo en la gente joven, en transmitir constancia, tesón y vocación, en eso sí me gustaría ser influencer porque, como vocacional, soy el número uno.

¿Qué uso le das a las redes sociales? ¿Te sientes cómodo en ellas, qué valor les das?

Son herramientas útiles, por supuesto. Hoy en día, por desgracia, las secciones de cultura se van quedando más chiquititas y, si quieres promocionar un concierto o un disco o algo, afortunadamente también puedes contarlo en primera persona a gente que te sigue. Además, luego te mantienen en contacto con tus seguidores, ya les pones caras, es bonito. Hombre, no a todos, porque imagínate, pero yo les doy uso y además creo que ahora mismo son necesarias.

 

El tiempo pasa volando, el álbum más personal del artista, ya puede encontrarse en formato físico, dedicado a todos los amantes del flamenco y los clásicos de siempre. Una mezcla entre la pasión por lo nuevo y el respeto a lo tradicional que representa a la perfección la esencia de 30 años de carrera de Miguel Poveda.

 

Por Ana Matías

Ana Matías

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *