Los secretos de la ganadora

6 meses edad

La revista Influencers apostó por Belén Cuesta como ganadora del Goya a la mejor actriz protagonista (pronto lo veréis, en el número de marzo). Y ayer, la 34 edición de los Premios de la Academia nos dio la razón. Era complicada elección porque el trabajo de las otras nominadas también lo hubiera merecido: Penélope Cruz, Marta Nieto y Greta Fernández. Los académicos premiaron el primer papel dramático de Cuesta. Y así La trinchera infinita sobresalió en esta categoría sobre la gran vencedora de la noche, Dolor y Gloria de Pedro Almodóvar, que obtuvo el Goya a la Mejor Película y a la Mejor Dirección entre otros.
Cuesta recibió el Goya de Maribel Verdú y agradeció el premio, emocionada, al equipo, a sus amigos, a su familia (su madre la escuchaba entre el público) y a su chico. Dijo sentirse especialmente contenta por “recibir este premio en casa” ya que este año la gala se celebraba en Málaga.
Vamos a desgranar un poco  el trabajo que hubo detrás de su apariencia sobre el escenario, perfecta y resistente a la emoción. Con su vestido de Jorge Vázquez para Pertegaz, Cuesta lució un maquillaje que había sido trabajado por Iván Gómez para Chanel. Esto es lo que nos cuenta el maquillador de su trabajo:
“El maquillaje de Belén se centra en los labios: quise que el foco principal de atención del rostro fuera la boca. Trabajé la piel para dejarla neutra, jugosa, muy transparente con ULTRA LE TEINT VELVET bien extendida y con toques de LES BEIGES EAU DE TEINT en zonas puntuales. Así conseguí el efecto de piel desnuda. Quería una limpia y luminosa. Utilicé la sombra OMBRE PREMIERE LAQUE en el tono Quartz Rose: solo un un toquecito para obtener un acabado encharcado luminoso. Y me centré en los labios que es lo que quería resaltar: quería lograr un tono muy mate, muy frío, con un reflejo frambuesa. Utilicé para lograrlo el ROUGE ALLURE VELVET EXTRÊME Mute Fuchsia. Finalmente quise potenciar sus pequitas naturales para dar este acabado de piel transparente y lo hice con ECLAT DU DESERT y con un toque de JOUES CONTRASTE muy rosa para dar este efecto sofisticado pero a la vez romántico que suaviza las funciones mientras aporta aspecto de buena cara”.
Por María Aguilar

María Aguilar