Las mejores tallas de las procesiones de Semana Santa

La Semana Santa es una de las épocas del año preferidas para realizar una escapada. Los españoles se dividen entre los que buscan el buen tiempo en la costa y los que prefieren disfrutar de la belleza y la devoción que caracterizan las procesiones religiosas.

Si formas parte de este segundo grupo, te interesará conocer cuáles son algunas de las tallas escultóricas más interesantes que procesionan en toda España. Puedes ves la lista completa y elegir tus imágenes favoritas aquí.

Jesús del Gran Poder

El escultor cordobés Juan de Mesa es el autor de esta valiosa obra artística que data de 1620. La escultura en madera policromada tiene un marcado barroquismo. La imagen muestra a un hombre con un rostro envejecido en el que se reflejan las secuelas del sufrimiento humano.  El Señor de Sevilla tiene su sede en la Basílica del Gran Poder en el barrio de San Lorenzo.

 

Cristos de Gregorio Fernández

La imaginería castellana se caracteriza por ser tremendamente realista. Gregorio Fernández es el máximo exponente de la Escuela de Valladolid y en sus esculturas demuestra un gran conocimiento de la anatomía humana. Impresionan sus Cristos yacentes, que procesionan en Valladolid y Segovia. En la capital de Castilla y León también destacan el Cristo Atado a la Columna, La Piedad o el Cristo de la Luz, posiblemente su crucificado más sobrecogedor.

 

Salzillos

El Viernes Santo las calles de Murcia se convierten en un auténtico museo. En la Procesión de los Salzillos procesionan ocho tronos con esculturas de Francisco Salzillo, uno de los grandes imagineros del Barroco español. Entre los pasos destacan La Santa Cena, La Oración en el Huerto, El Beso de Judas o Jesús de la Columna.

 

Cristo de la Buena Muerte

Una de las imágenes más reconocibles de las procesiones de Semana Santa en España es la de los legionarios portando el Cristo de la Buena Muerte en Málaga. La escultura original era de Pedro de Mena, pero fue destruida en 1931 durante la quema de iglesias que se produjo en la ciudad. En 1941 fue de nuevo esculpida por Francisco Palma Burgos inspirándose en la imagen original. Se encuentra en la Iglesia de Santo Domingo de Guzmán.

 

Esperanzas de Triana y Macarena

Sevilla está dividida entre los devotos de las Esperanzas de sus dos barrios más populares. De la Macarena se desconoce su autor, al igual que el de la Esperanza de Triana, cuyas numerosas restauraciones han corrido a cargo de escultores como  Antonio Castillo Lastrucci y Luis Álvarez Duarte. Ambas tienen su estación de penitencia en la Madrugá del Jueves Santo.

 

Cristo de Medinaceli

Es el Cristo más popular de Madrid. Aunque se desconoce el autor, se sabe que pertenece a la escuela sevillana del taller de Juan de Mesa. Es un Cristo representado en el momento de la sentencia, es decir, justo cuando conoce que va a ser crucificado. Sus características más llamativas son su larga melena de pelo natural y la expresión de dolor en su rostro. La imagen se encuentra en la Iglesia del Cristo de Medinaceli, en la Plaza de Jesús del conocido Barrio de las Letras.

 

También te puede interesar

7 planes para disfrutar de Túnez este otoño

Gracias a sus suaves temperaturas, es un destino ideal para esta época del año.  Compartir

un comentario

  1. Thanks, great article.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies