La piscina suspendida en el aire de un rascacielos de Houston

Los responsables del nuevo complejo de apartamentos de lujo Market Square Tower, en la ciudad de Houston, han dado a conocer en las redes sociales un vídeo que podría calificarse como sorprendente y aterrador.

En la azotea de una torre de 42 pisos se ha construido una piscina no apta para cardíacos ni todo aquel que sienta vértigo. Solo los más valientes serán capaces de adentrarse en el agua para disfrutar de un baño suspendidos literalmente en el vacío.

La increíble atracción recibe el nombre de Sky Pool, ya que se ha instalado a 500 pies por encima del nivel del suelo (153 metros). Se trata de una piscina normal en la azotea, rodeada de tumbonas, pero tiene la particularidad de que una parte que ocupa 10 pies sobresale en uno de los lados del edificio. En ese punto, el fondo pasa a ser transparente, lo que permite a todo aquel que nade en sus aguas observar a los vehículos y peatones que transitan por la calle. La sensación de estar suspendido en el vacío y ‘caminar’ por encima de la ciudad es impresionante. Es como estar paseando por el aire rodeado de agua.

Los peatones también tienen una visión muy peculiar de la piscina. Si alzan la vista hacia la parte de arriba del rascacielos, verán un cubículo con agua y personas moviéndose por encima de sus cabezas. Las reacciones de los transeúntes son de lo más variado. Algunos se preguntan cómo es posible diseñar algo así desde el punto de vista arquitectónico, otros lo consideran peligroso y se horrorizan al pensar que alguien se atreva a entrar ahí, aunque son muchos más los que envidian a las personas que pueden disfrutar de esta experiencia única.

Philip Schneidau, presidente de la inmobiliaria Woodbranch Management, tenía claro que la piscina transparente ayudaría a dotar al edificio de una característica única. Sin embargo, hubo un debate previo entre los responsables de la construcción del rascacielos sobre si deberían hacerla de vidrio. Después de varias semanas de discusión, la firma Jackson & Ryan Architects decidió seguir adelante con la idea original que fue inspirada por una piscina de Dubai. El vidrio acrílico tiene 20 centímetros de grosor. El diseño siempre priorizó el problema de la seguridad.

El edificio cuenta con 463 apartamentos. Los inquilinos pagan entre 1.800 dólares al mes por un estudio y 18.700 dólares por un ático en la planta superior cerca de la piscina. Ellos son los únicos, junto a sus amigos y familiares, que podrán disfrutar de un baño en el vacío. El resto de los ciudadanos tendrá que contentarse con apreciar su valor desde puntos muy lejanos de la ciudad.

El impacto que querían provocar sus constructores ha sido inmediato: la piscina ha despertado la curiosidad, no solo de la ciudad de Houston, sino de toda la prensa internacional.

Para las personas que no sean capaces de reunir el valor suficiente para disfrutar de las vertiginosas vistas desde la azotea, hay otra piscina en la terraza del cuarto piso.

 

También te puede interesar

Los mejores lugares para visitar en 2018

La revista National Geographic Traveler ha dado a conocer el Best of the World 2018, …

un comentario

  1. ¡Madre mía! Solo de verlo me ha dado vértigo.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies