La moda planta cara al futuro

1 semana edad

La 72 Edición de la pasarela de Madrid presenta por primera vez en formato mixto (virtual y presencial) propuestas realistas y sostenibles sin renunciar a la imaginación.  

La moda se ha puesto a prueba como todo territorio humano en estos meses. Si la moda “no son solo bagatelas sino un gran mundo que tiene la finalidad de refinar los sentidos, dotarnos de órganos amatorios, desde los polvos y el perfume hasta el zapato de baile, desde la hebilla del cinturón hasta el bolso de mano” (Herman Hesse en El lobo estepario), la pasarela madrileña de tendencias femeninas Primavera-Verano 2021 ha tenido que esforzarse doblemente. 

 Lo anunció desde su comienzo Modesto Lomba, primer diseñador en desfilar que, además de modisto, es presidente de la Asociación de Creadores de Moda de España (ACME). Que no le preguntaran por tendencias ni por ropa de usar y tirar, sino por una moda sin fecha de caducidad, con la serenidad estética del zen, que fue toda una declaración de principios para los nuevos tiempos. 

 

La pasarela ha luchado por sostener la creatividad y cierto riesgo en las presentes condiciones y quien mejor ha superado el reto ha sido Juan Carlos Mesa en su doble papel como director creativo de la firma Ángel Schlesser y con su propia marca Maison Mesa. Este profesional, con más de 25 años dedicados al diseño de moda y el vestuario escénico, ganó el premio L’Oréal Paris a la mejor colección de esta edición con la primera que ha hecho en Ángel Schlesser (recordemos que el modisto homónimo perdió los derechos sobre su firma por vía judicial). Mesa ha conectado con la mujer del siglo XXI, clásica, urbana y activa, y ha sido más rompedor en su propia línea “Maison Mesa” con una puesta en escena gótica y prendas muy interesantes. 

 

 

 

Es el nuevo fenómeno “real” de la moda española, y asegura que, si de él dependiera, “haría seis o siete desfiles cada temporada en diferentes marcas y con diferentes narraciones”.

De grandes nombres como Hannibal Laguna o Agatha Ruiz de la Prada se recibió lo que se esperaba: otra vuelta de tuerca a sus consolidados esquemas: solidez y seguridad en uno y alegría festivalera en la otra. 

 

Pero no se debe hablar siempre de los mismos, sino destacar notas muy positivas que ha dejado la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid:  

Juan Carlos Pajares. El primer desfile totalmente virtual (formato película) con una moda superinteresante y un colorido perfectamente combinado con los cortes clásicos. Un modisto de Guadalajara con gran talento y un futuro prometedor formado en la londinense Saint Martins.

Puesta en escena: Ha sido el punto fuerte de algunos desfiles hasta el punto de eclipsar la moda en favor del espectáculo como Brain & Beast y su performance a lo clown/clochard o algunas promesas de la pasarela “Samsung Ego” como “Accidental Cutting”.

Premio Samsung. La 14 edición del Samsung EGO Innovation Project premia la innovación en el sector y en esta ocasión lo ha ganado Paula Alegría con una colección que fusiona tecnología y naturaleza.

 

El desfile híbrido de Malne. Con mucho brillo y lujo, la firma presentó una fantasía hollywoodiense para soñar mezclando lo digital con lo presencial: mostró sus prendas en el vídeo que se proyectaba en la pasarela mientras se podían ver en movimiento.

 

 

Dominnico. El diseñador de estrellas musicales como Rosalía o Aitana se inspiró en las protagonistas de la ciencia ficción y recuerda a los grandes de los 90. 

 

Marcos Luengo. Uno de los diseñadores preferidos de la reina Letizia que confirma su maestría en el corte. 

 

 

Por Juan Carlos de Laiglesia

Influencers