La Malaje, gastronomía andaluza de temporada.

11 meses edad

Lonja, huerta o campo. Pero siembre con inconfundibles raíces andaluzas. Así es La Malaje, un rincón en pleno centro de Madrid con agradables vistas a una corrala. La estética acompaña, pero lo que realmente merece la pena es la cocina del sur diseñada y ejecutada por el cordobés Manu Urbano, que ya se ha ganado el beneplácito de crítica y clientela desde que abrió junto a su socio Aarón Guerrero hace año y medio. La Malaje cuenta con dos espacias diferenciados; la barra, donde se puede disfrutar del tapeo más andaluz, y el salón, donde se puede pasar a mayores. Ambos espacios gozan de cartas ligeramente distintas, adaptándose a lo que apetezca en cada momento.

En pleno otoño, la carta de La Malaje es ágil y rápida, ya que quién determina el menú es el carnicero, el verdulero y el pescadero, sujetos al mejor producto de temporada. Las novedades invitan desde la misma barra, como la sección ‘Entre pan y pan’: tres Molletes (serranito, de carne mechá o de bacalao con huevo frito); dos Bocatines (uno de chopitos y all i oli tostado y otro de sardina ahumada y tomate); y un Pepito de solomillo de vaca, perfectos cualquiera de ellos para acompañar in situ con una caña -o para llevárselos si se va con prisa-. Las raciones recién llegadas también hacen acto de presencia: Chopitos con huevos fritos, Tartar de solomillo de vaca o Bocado de la Reina con hierbas y ajo asado (un corte de ternera especialmente jugoso).

Cardo estofado con jamon ibérico de bellota
Bacalao desmigado, naranja y aceituna negra.
Bocatin de sardina y tomate.

 

Boquerones fritos al ajillo.

 

Lo que se puede encontrar dentro de sala también está diseñado para hacer salivar. Chipirones encebollados con tuétano, Pipirrana de vieiras, Salmonetes a la andaluza, un sorprendente Melocotón aliñao con anchoas… y aunque se nota la predilección de Urbano con los pescados, alguna carne, con cortes seleccionados por Carrasco y Discarlux, como la Pluma ibérica de bellota ‘Carrasco’ a la parrilla o el T-Bone de vaca vieja para cuando se vaya con hambre.

Huevos al Jerez con almejas.

 

Lentejas estofadas con foie y faisán
Salmonetes fritos.

La Malaje se encuentra en la calle Relatores, número 20, cerca de la plaza de Tirso de Molina. El precio medio es de 35 € en carta y unos 15 € en barra.

Juan Carlos Rubio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *