Growth hacking: cómo utilizarlo en tu empresa

1 mes edad

¿Qué es el Growth Hacking? Aunque pueda parecer un término nuevo, el término se acuñó en 2010 cuando un empresario conocido como Sean Ellis trató de crear una descripción para un nuevo puesto de trabajo. Aunque la palabra hacker tiene una connotación bastante negativa, y solemos relacionarlo con algo que es ilegal, lo cierto es que también tiene un significado bastante positivo. 

La palabra hacker da a entender que hablamos de una persona que es bastante inteligente, creativa y que cuenta con muchos recursos para la inventiva. Y partiendo de este significado vamos a explicar qué es la figura del Growth Hacking y cómo puede ayudar dentro de una empresa. 

Growth Hacking: terminología y características

Intentando dar una definición a este término, podríamos decir que Growth es crecimiento y Hacking la cualidad de alguien inteligente. Por tanto, se trata de una persona que crea estrategias, técnicas o metodologías, apoyadas en innovaciones y herramientas digitales, que tienen como finalidad hacer crecer la empresa. Todo ello, invirtiendo la menor cantidad de dinero posible. 

Esta figura es muy común dentro de las startups. Suelen ser estas empresas de nueva creación las que más esfuerzos invierten en gastar poco dinero creando estrategias más innovadoras. Una de las herramientas más utilizadas por un Growth Hacking es precisamente la analítica web

Esta figura sería un híbrido del marketing y la programación. Analizan un producto, redefinen las características y ayudan a distribuir el producto a través de diferentes canales y acciones, consiguiendo un elevado número de leads

Entre las cualidades que debe tener un Growth Hacker encontramos que debe ser una persona con capacidad de analítica. Observar correctamente los resultados y saber tomar decisiones en base a datos es fundamental. También se trata de una persona que es creativa. Tiene que ser una persona capaz de buscar nuevas alternativas para seguir creciendo, dejando a un lado las vías tradicionales. Ser capaz de todo, con técnicas en diferentes ámbitos, sin miedo a probar nuevas cosas y metodologías e investigando diferentes sectores para captar ideas nuevas. El Growth Hacker es una figura que tiene mucho que aportar dentro de una empresa. 

Growth Hacking dentro de la empresa

Con todo lo anterior, podemos establecer que la figura del Growth Hacking es hoy en día una de las más importantes dentro de la empresa. Su relación con el Marketing Digital es enorme. El Marketing se basa en datos para poder crear estrategias más adaptadas a las necesidades de la empresa. Sin embargo, el Growth Hacking va un paso más allá. No se centra tanto en conocer al cliente para hacer estrategias. Se basa en datos que son puramente objetivos y que ya han sido recopilados por el Marketing. 

Si bien el marketing es imprescindible dentro de una empresa, Tanto el Growth Hacking como el Marketing Digital comparten principios fundamentales. Sin embargo, se diferencian en los objetivos. El Growth Hacking invierte mayores esfuerzos en base a lograr unos objetivos alcanzables y definidos anteriormente. Lo que hace el Growth Hacking es nutrirse del marketing y la analítica para tomar decisiones que encaminen el destino de la empresa. 

El Club del Emprendimiento 

Influencers