Glamour y encanto desde unas zapatillas de ballet

3 semanas edad

El baile, la interpretación, el diseño de moda… a todo se atreve Mónica Cruz.

Confiesa que le chiflan las fragancias, los olores naturales de aquellos perfumes que recorrían su casa en la niñez y que despertaban los instintos más esenciales, con esos aromas frescos a lavanda o jazmín. Desde muy pequeña se mantuvo con la idea firme de dedicarse a lo artístico. A los cuatro años, comenzó a tomar clases de ballet, tuvo claro que ese era el camino. El bailarín Joaquín Cortés reconoció su talento rápidamente y la incorporó en su cuerpo de baile. La serie de televisión “Un paso adelante” fue su ópera prima, catapultándola al éxito, y fue aquí donde conoció el fenómeno fans que a día de hoy registra sólo en su cuenta de Instagram 206k seguidores.

En el mundo de la moda hizo sus pinitos como diseñadora, concretamente en lencería. Junto con su hermana Penélope, lanzaría una nueva línea de ropa interior femenina en el otoño/invierno del 2013/2014. La campaña fue apoyada por un video realizado y dirigido por la mismísima Penélope Cruz y con un reparto integrado por modelos de renombre con mucha cotización internacional, así como actores españoles de mucho éxito en estos años: Miguel Ángel Silvestre, Irina Shayk, Paula Méndez y Javier Bardem, incluyendo a la propia Penélope y Mónica, todo un plantel de lujo. Pudimos entrevistarla durante la fiesta Aniversario de una veterana marca de perfume cuando su marca estrella cumplía 100 años: Maja de Mirurgia.

 

 Mónica Cruz posa para Influencers en el 100º aniversario de Maja

¿Es posible que el perfume caracterice a la persona que lo lleva?

Cuando alguien usa los mismos aromas o el mismo perfume siempre, hace que cuando ese olor te llega, lo identifiques con ese alguien. Te permite recordar a esa persona que lo usaba, sin embargo, si cambiase continuamente de perfume no tendría esa característica que le definiría por el olor, ya no formaría parte de su personalidad.

 ¿Cuál sería tu fragancia natural?

Tengo dos olores o fragancias naturales que desde niña he identificado: el jazmín y el clavel. Cuando visitaba a una de mis abuelas siempre le llevaba un manojillo de claveles, que a ella le encantaban. El jazmín es para mí el olor personal que siempre he buscado en mis perfumes y lo encontré en una determinada marca. Me ha acompañado siempre en los momentos dulces y no tan dulces de mi vida. Soy fiel a estas fragancias y aunque no me ponga todos los días, cuando quiero ir perfumada siempre me pongo la misma.

 ¿Una actriz nace con esencia o hay que producirla?

Puede nacer con la esencia, pero tienes que activarla. La creatividad en la interpretación, como en mi caso en la danza, hay que potenciarlo y darle el estudio necesario durante años para que tenga un resultado. Cuando llegas a un buen resultado no se puede dejar que se duerma, hay que seguir trabajando, son profesiones que no tienen fin a la hora de formación. Hay quien tiene más facilidad, pero si no lo preparas la esencia creativa no fluye. En el baile, que es mi caso, tienes que empezar a prepararte casi desde la infancia y necesitas el apoyo de tu familia. Yo lo he tenido y me ha dado muchas alas para poder prepararme y dedicarme a lo que más me gusta.

¿Qué has tenido que sacrificar para conseguir brillar?

No he sacrificado nada. Cuando empecé a bailar con 4 años era muy divertido, me encantaba salir del colegio e irme a la academia de ballet, me gustaba mucho más que ir al parque a jugar con mis amigas. Lo pedía insistentemente. De hecho, recuerdo que cuando nació mi hermano Eduardo yo tenía ocho años y para mi madre era imposible llevarme y traerme debido a su trabajo y al cuidado de mi hermano. Debido a mi corta edad resultaba difícil ir sola y volver de la escuela, entonces estuve un año sin poder acudir a clase, estuve un año llorando pidiendo por favor que quería volver a la escuela y tanto insistí que al final pude conseguirlo.

 ¿Afición que comparte tu hija?

Le encanta el ballet. Lleva dos años aprendiendo, pero tiene 5 años y lo mismo cambia y el año que viene quiere otra cosa diferente. Es muy reconfortante saber que está eligiendo un mundo en el que yo he vivido y vivo, y sé que la disciplina que emana de la práctica es muy buena para lo que posteriormente hagas. Te sirve a lo largo de tu vida como aprendizaje para otras prácticas artísticas o sencillamente personales. Te marca y es muy positivo. A mí me ha ayudado mucho esa férrea disciplina un poco al estilo militar, muchas horas de clases de ensayo de no parar para que el cuerpo no deje de desarrollar el potencial que se necesita para el baile.

 ¿Aún a día de hoy sigues aprendiendo y practicando?

Siempre no puedes dejar que tu cuerpo cambie. Es más, en la serie Velvet he llegado a estar meses preparándome para un baile con músicos, ensayando diariamente 3 y 4 horas y aunque parezca sacrificio, no lo es. Para mí, el hacerlo me da vida y rejuvenece el alma. Es como practicar deporte, parece que al verlo no cuesta nada, pero el tiempo de preparación que lleva es importante para que el resultado sea lo más positivo que esperabas.

 

 Tienes más de 206k de seguidores en Instagram y otros tanto en Twitter ¿Cómo se asume llevar una vida que es contemplada, admirada e imitada por muchas personas?

No lo sé exactamente. No soy consciente de tener tantos seguidores, no quiero pensar en ello quizás porque entonces me bloquearía. Es cierto que me ha costado bastante abrir cuentas en las redes sociales. De pronto te enteras que si no estás presente en redes sociales es como que no eres nadie, no existes, solo lo utilizo para comentar e informar acerca de mi trabajo, de mi profesión, de los ensayos de mis distintos trabajos, pero siempre cosas que guarden relación con mi vida artística, sobre temas personales incluyo muy pocas, tengo poca actividad en eso. No quiero estar pendiente de pensar qué me pongo por las mañanas por si me van hacer una foto. Habrá días en que mi atuendo no sea muy lucido y otros en los que parece que vaya de fiesta, siempre guardando un equilibrio entre vida artística y privada, para no ser demasiado expuesta a otras intenciones que no tenga nada que ver con lo que quiero representar y represento. Siempre hay que darle la importancia justa.

 

“Los influencers de mi vida ha sido mi familia.

Mis padres siempre nos han apoyado”

 

 ¿No eres de ese tipo de celebrities que se hacen una foto todos los días con un look diferente y que si ponen unas zapatillas rotas al poco tiempo mucha gente se pone tus mismas zapatillas rotas?

No soy así. A las redes sociales hay que darles una importancia justa. Cada persona es libre de buscar su referencia y mirar en el espejo que ellas creen conveniente, la gente es libre de elegir a quien debe tomar como referente de su vida, pero para mí creo que todo está tan sobre dimensionado que solo quiero darle el espacio que les corresponde. La mayoría de mi aportación a las redes sociales, aparte de por motivos laborarles, es sólo cuando colaboro con Fundaciones, Asociaciones benéficas o sobre temas de animales, con esto sí, pero se puede comprobar que el 90% de mi Instagram es de trabajo.

 Hablando de lo que es tendencia: los challenger o las bromas por YouTube ¿Has hecho alguna vez alguna de estas modas por internet?

A lo mejor, cuando salgo a cenar con amigos. Cuando nos juntamos los de Velvet, quizás hagas esas cosas para colgar porque al final somos compañeros en un día especial, entonces sí que lo hago, pero porque lo hacen los demás eh… Creo que por suerte no he perdido el estar presente. Hoy en día, la gente está desapareciendo de la escena diaria por estar grabando, escribiendo, jugando o metido en internet y, por estar ausente, se están perdiendo lo que sucede a su alrededor.

 En una familia repleta de artistas ha tenido que haber alguien que haya influido para ello ¿Quién es el influencer?

Todo ha sido posible gracias a una familia que te apoya. Unos padres que han creído siempre en nuestro trabajo y que, al vernos esforzándonos en lo que nos gustaba, han sido capaces de entender que era nuestra vida. Cuando tus sueños se centran en conseguir ser una buena profesional, y te preparas para ello, siempre tienes que contar con el apoyo suficiente para poder llevar a cabo tu proyecto. A los niños hay que escucharlos para saber qué es lo que les gusta, y así nuestros padres hicieron con nosotros.

 ¿Cuál es el papel que te falta en tu carrera para decir: “Ya me he doctorado”?

En este momento de mi vida lo que más me gustaría realizar sería, en una serie de televisión u obra de teatro, un papel de bailarina o bailaora, tipo mi trabajo en la serie Velvet. Mezclado con la interpretación, sería para mí un regalazo (más que una joya), sueño con algo así.

 

Texto y fotos: Antonio Quílez

Antonio Quílez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *