Giannina Azar: “Hay vestidos que tardan en hacerse hasta 8 meses”

2 meses edad

De padre libanés y madre dominicana, Giannina Azar es toda una maestra cuando se trata de unir la herencia de ambas culturas. Su estilo “Too much” atrajo la atención de las celebrities más glamurosas, de la talla de Thalía, Jennifer López o Gwen Stefani, pero su verdadero éxito reside en sus obras, piezas hechas a mano con un diseño único.

Ahora, triunfa en pasarelas de todo el mundo con su última colección “Metallic”, de la que pudimos ver en Madrid un primer adelanto durante el Spring Colors Fashion Show, y “Jungle”, una línea en la que confluye toda su esencia caribeña en gamas de morado, azul, rojo y verde, los colores de la selva tropical. Pedrería, flecos y bordados étnicos son el sello inconfundible de su marca.

La pintura está en todas partes, en un cuadro, un tatuaje o un vestido… Es ese el mundo en el que empezó a despuntar una pequeña Giannina, animada por su abuelo, y que más tarde derivaría en una exitosa carrera vistiendo a las estrellas más célebres del panorama latino e internacional: “Ser artista es un don con el que se nace. A los 4 años empecé a estudiar Bellas Artes y, con 6, gané el premio mundial de la pintura infantil en Seúl (Corea del Sur). Me formé como pintora y, a partir de ahí, hice varias exposiciones, luego estudié escultura, orfebrería,… porque todo va conectado, es por eso que soy una diseñadora netamente artesanal. Luego, empiezo ya con lo que es mi pasión: el diseño de moda, pero yo anteriormente ya era decoradora de interiores, diseñadora publicitaria, diseñadora gráfica,… ¡Un combo, diría yo!”

Giannina en el Madrid Spring Colors Fashion Show 2019

¿Cómo es tu día a día?

Mi día es la moda. Trabajo entre Miami y Santo Domingo -su tierra natal-, donde está el atelier, la casa matriz. Me levanto, desayuno, voy a mi taller y ahí me paso de corrido desde las 8:30 a. m. hasta las 9:30 p. m.; me voy a mi casa, duermo, pero sigo pensando en lo que estoy haciendo y en lo que voy a hacer al día siguiente, así que casi las 24 horas son moda.

 

“Mi estilo es ‘too much’ con ‘menos es más’”

 

¿Cómo definirías tu estilo?

Mi estilo es clásico, pero a la vez vanguardista. Es contradictorio, tiene doble personalidad. Es como “too much” con “menos es más”, ¿me entediste? [Risas]. Por un lado, tengo la línea de las túnicas prêt-a-porter, con toque étnico y, por otro, tengo la línea totalmente opuesta del glamour y las pedrerías para las artistas.

Y también adaptadas a distintos públicos y bolsillos…

¡Claro! Todo el mundo me conoce como la diseñadora de las artistas, de JLo, de Gwen Stefani, de Thalía,… pero también soy la diseñadora del pueblo.

¿Cómo es trabajar con artistas de la talla de Thalía o Jennifer López?

Son muy exigentes, retos que te presenta la vida día a día. Son personas con diferentes personalidades, personalidades muy fuertes, que por ejemplo, ahora mismo te dicen: “quiero el rojo”, y cuando te vienen a ver dicen: “quiero el negro”. U otro día están en China y tienes tú que ir para allá o a la Fashion Week de Dubái, por ejemplo. Hay que hacer muchos esfuerzos para poder llegar, pero uno tiene que expandir la marca y eso es universal.

Las redes sociales suponen tu salto a la fama, ¿te consideras una influencer?

Claro que sí, lo creo porque yo siempre digo que soy una inspiración para toda la juventud. Casi todas las personas que me siguen en Instagram son jóvenes, gracias a Dios, porque son personas emprendedoras, que quieren llegar donde nosotros hemos llegado, y siempre estoy abierta a ayudar a todos aquellos que quieran ser como nosotros.

En ese sentido, ¿qué le aconsejarías a un diseñador/a que esté empezando ahora?

Les diría que deben ser perseverantes, que tienen que trazarse una meta y cumplirla, no dejarse amedrentar por nadie ni que les digan: “no, tú no sirves” o “no porque tú no puedes llegar ahí”. Mirar hacia delante siempre con Dios de la mano y algo muy importante es reinventarse también, crear cosas nuevas.

¿Cuánto tiempo te puede llevar hacer un nuevo vestido?

Hay vestidos de “Jungle” que han tardado en hacerse hasta ocho meses. El tejido en agujas, luego ese croché en el maniquí, ya solo eso puede suponer más de un mes de trabajo porque son vestidos largos y va todo, bolita por bolita, bordado a mano. Antes de eso va todo el proceso de medidas y ver si encaja en el cuerpo. Son trajes bien complicados. Luego, la colección “Metallic” parte de telas metálicas en hierro, que hay que medir y remedir para después poder adaptarlas a un cuerpo… ¡es una locura!

 

 “La humildad es el pasaporte que te lleva a todas partes”

 

 

¿Cuáles crees que son las claves del éxito?

La clave del éxito, primeramente, va de la mano con Dios porque sin Dios no hay nada. Luego la perseverancia, como dije anteriormente, y reinventarse. Esa es la palabra clave. Y la humildad: nunca dejes de ser humilde, yo diría que esa es la mayor virtud y el pasaporte que te lleva a todas partes adonde tú quieras llegar.

¿En qué te inspiras?

En la naturaleza. Tengo una casita en la playa, ahí me voy tranquila y siempre me inspiro en todas las culturas. Me encanta mucho explorar, viajar. En mi último viaje a París, por ejemplo, me nutrí muchísimo de todo, me encantaron las cornisas, las cúpulas y creo que de ahí va a salir una gran inspiración… ¿¡Habemus exclusiva!?

¿Qué proyectos tienes próximamente?

Próximamente, tengo la Chile Fashion Week en mayo, donde podrán ver mi nueva colección “Metallic”, inspirada en Paco Rabanne y en la orfebrería. A veces tomo iconos como inspiración. Hice una colección inspirada en el té, por ejemplo, con cadenas, etc. y esta también tiene mucho de eso. Trajes en los que llevo trabajando más de un año, plateados, dorados,… ¡bellísimos!

Qué más se puede decir, si las dos pertenecemos a la legión de amantes del brilli brilli desde sus comienzos, solo una cosa más: ¡Queremos más del “Too much”!

Acerca de Giannina…

 

Su prenda fetiche

Los leggins. Tengo como 500 en el closet, ¡y negros todos!

Su perfume

J’adore de Dior.

Lo que no puede faltar en su bolso

El celular.

A quién admira

A Dios, sobre todas las cosas.

Una afición

El baile y el canto, todo lo que tenga que ver con el arte.

Un viaje

Dubái.

Un sueño por cumplir

Seguir llevando la moda latina por todo el mundo.

 

Por Ana Matías

Fotos: Pablo Gestoso

 

Ana Matías

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *