ForoCoches: La web más polémica de España es también una de las más influyentes

Comenzó como un foro para intercambiar impresiones sobre coches, pero se ha convertido en un gigante que se anota triunfos como enviar a la tele a un candidato a representar a España en Eurovisión, hacer que Mercadona venda patatas bravas precocinadas o que la prensa se haga eco de que los británicos creen que Gibraltar es español.

 

15 de marzo de 2003. 15:21 horas. Una persona anónima apodada Electrik publica un escueto mensaje en una web registrada tan solo dos meses antes: “Bienvenidos a ForoCoches.com!”. Añade un emoticono. Diez días después recibe la primera respuesta. El resto es historia.

ForoCoches es una de las webs más influyentes de España. En 2017 fue la 65.ª web más visitada de España, hasta el punto de mantener en ocasiones a más de 30.000 personas conectadas al mismo tiempo sobre una base de suscriptores que supera los 760.000, según datos aportados en el mismo foro, que algunos meses supera los siete millones de visitas. Sin duda, es el foro más visitado en español. En los catorce años que lleva online se han publicado más de 289 millones de mensajes, de los que Electrik –el fundador–, ha firmado poco más de 2.300.

Detrás de este nick se esconde Alejandro Marín, un palentino de 38 años que lleva entre ordenadores desde niño y que abandonó la ingeniería tras su primer examen (donde sacó un 9,5). Apasionado de los coches y de internet a partes iguales, con poco más de 20 años, y tras una dilatada y precoz carrera como programador web freelance, decide abrir un foro específico sobre el Renault Laguna, un vehículo que acababa de comprar. El rotundo éxito del invento enciende la bombilla: un foro para hablar de coches sin importar el modelo. Tenía 23 años y, aunque no lo sabía, acababa de crear a un indomable mastodonte del mundo digital que en poco tiempo logró que muchos foreros de Coches.net –hasta entonces el foro sobre coches más popular de España– decidieran migrarse a ForoCoches, que apenas ha variado su diseño desde entonces y que, según asegura su fundador, nunca ha pagado a personas por publicar.

 

Más influyente que Twitter

La bienvenida de Electrik a los forococheros escribió parte de la historia de internet en España. En una época en la que Twitter ni siquiera había nacido (pues desplegó sus alas azules en 2006), miles de internautas ya tenían una plaza del pueblo digital en la que hablar de cualquier tema que se precie, más allá de los coches. Allí se han inventado desde noticias, como avistamientos de ovnis reflejados en la prensa, hasta palabras como shurmano (cuya derivación, shurperro, casi llega a las galletas Tosta Rica), que forman parte del peculiar vocabulario –en ocasiones soez, pero siempre desenfadado– que destila el foro. Sus usuarios también han troleado al Centro Nacional de Investigación Ambiental del Reino Unido, que abrió una consulta digital para elegir el nombre de un buque para el que los foreros eligieron nada más y nada menos que Blas de Lezo, un marino español que, en 1741, y con apenas seis barcos, venció a la poderosa Armada británica impidiendo que tomara Cartagena de Indias. Y consiguieron que John Cobra, un deslenguado candidato a representar a España en Eurovisión en 2010, llegase incluso a la gala de Televisión Española en la que se eligió a Daniel Diges, no sin bronca de por medio por la forma que Cobra tuvo de abandonar el plató, todo un clásico en YouTube.

Los foreros también han hecho grandes cosas por la humanidad, como forzar a Mercadona a vender patatas bravas precocinadas en casi todos sus establecimientos o pedir al Ayuntamiento de Madrid la construcción de un monorraíl como el de Los Simpson porque “no hay nada como un auténtico y genuino tren eléctrico monorraíl de seis vagones”, según la petición publicada en internet, que en realidad solo fue una entre la decena que publicaron y votaron los foreros en las primeras horas de la plataforma Decide Madrid, puesta en marcha en 2015 por el equipo de Manuela Carmena.

Bromas aparte, también evitaron el suicidio de un usuario que expresó en el foro sus problemas personales: pusieron en marcha su maquinaria de investigación y consiguieron enviar una ambulancia a su casa antes de que fuera demasiado tarde. Y compraron una silla de ruedas a un jubilado (con el dinero sobrante, le hicieron la compra). Porque si de algo se jactan los foreros es de hacer uso de la inteligencia colectiva que les permite tanto fabricar y viralizar bulos como desmontarlos. Es la parte más polémica de un foro que factura alrededor de 600.000 euros al año gracias a la publicidad, que se destinan íntegramente a sufragar los gastos técnicos que genera soportar millares de visitas cada día y a pagar a su único empleado: el propio Alejandro Marín, quien a pesar de su poder digital continúa viviendo en Palencia, conduce un BMW de hace una década y se prodiga bastante poco en las redes (apenas 95 publicaciones en Instagram en los pocos meses que está activo, a pesar de que aglutina más de 122.000 seguidores).

 

El foro más polémico

No es oro todo lo que reluce en un foro que ha recibido ofertas de compra que lo tasaban en unos tres millones de euros allá por 2009, algo que Marín, que acaba de publicar un libro, El motor del éxito (Temas de Hoy, 2018) ha valorado y rechazado en dos ocasiones. De hecho, en paralelo a su mayor exposición mediática a causa del libro se ha producido uno de los momentos más amargos de esta comunidad digital: la llamada a boicotear las inserciones publicitarias en el foro porque algunos usuarios publicaron datos personales de la víctima de La Manada. Algunas marcas se retiraron y el propio Marín tuvo que emitir un comunicado explicando las medidas que había tomado para evitar este tipo de publicaciones. El foro es frecuentemente tildado de machista por las publicaciones que realizan algunos de sus usuarios y por expresiones frecuentemente utilizadas que forman parte de ese vocabulario propio que tiene (incluso han publicado recopilaciones para explicar algunos términos, así como su origen).

El caso de La Manada ha sido una piedra en el camino que requerirá tiempo para demostrar si ha logrado mermar las cuentas de la empresa (no parece que a sus usuarios les haya afectado), aunque no ha sido la primera: los trolls estuvieron a punto de tumbar el foro en 2009, lo que le obligó a implementar un sistema de invitaciones para poder comentar. En ocasiones, el propio Marín regala paquetes limitados en sus redes sociales. Otras veces se pueden encontrar por entre 10 y 50 euros en eBay, demostrando que el bar más popular de España también tiene un punto vip: visitarlo es algo que cualquier internauta tiene al alcance de un clic, pero comentar es una actividad que solo un selecto grupo de elegidos puede hacer. Puede que ellos sean los verdaderos influencers españoles.

 

 

 

Miguel Ángel Ossorio Vega

 

También te puede interesar

FERNANDO TEJERO: “Por primera vez en mi vida me quiero mucho”

No tiene tiempo libre, pero tampoco lo necesita. Es más, prefiere estar ocupado para no …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies