El Audi Q8 aterriza entre los SUV Premium Coupé

La firma de los cuatro aros sigue confiando en la fórmula Q para ganar más cuota de mercado en todo el mundo y lo hace con un nuevo producto que se posiciona en la parte más alta de su gama, dispuesto a competir cara a cara con modelos del segmento SUV tan prestigiosos como el BMW X6 o Mercedes-Benz GLE Coupé. Tras varios prototipos que anunciaban sus líneas en los pasados salones del automóvil de Ginebra y Detroit, el Audi Q8 ya se encuentra a la venta en España con una versión diesel 50 TDI de 286 CV con un precio de partida de 84.840 y un completo equipamiento tecnológico y de confort a la altura de las grandes berlinas pero con una carrocería SUV a la última moda.

 

Nosotros hemos tenido ocasión de probarlo a fondo por carreteras muy exigentes del interior de Alicante, largos y divertidos puertos con muchas curvas enlazadas donde ha mostrado una excelente agilidad a pesar de sus 2,2 toneladas de peso, rápidas autovías en las que se viaja con total confort y en absoluto silencio, y en carreteras convencionales donde el excelente motor diesel con un elevado par motor se muestra muy solvente a la hora de realizar adelantamientos a camiones y otros vehículos lentos que nos hemos encontrado en el recorrido.

 

Es algo más pequeño que el Audi Q7, con una longitud total de 4,98 metros, 1,99 metros de anchura y 1,70 metros de altura. Gracias a una generosa batalla de tres metros, puede tener un interior muy amplio en el que viajarán de forma muy cómoda cuatro adultos –la plaza central trasera no tiene mucho espacio- y además dispone de un excelente maletero que en la configuración básica ofrece 695 litros, que se pueden ampliar hasta 680 deslizando la banqueta trasera hacia delante 10 centímetros, y, si es necesario, se pueden abatir por completo las plazas traseras, quedando un espacio diáfano y plano en el que se pueden transportar todo tipo de objetos voluminosos, pues la capacidad asciende en este caso hasta los 1.755 litros.

 

Los diseñadores de Audi han realizado un buen trabajo en un coche de casi 5 metros de longitud que muestra ciertos rasgos deportivos en su silueta. Estrena una parrilla octogonal Singleframe de nuevo diseño que heredarán otros modelos que lleguen al mercado en los próximos meses. Los voladizos cortos y las ventanas sin marcos, así como la amplia distancia entre ejes y la caída del techo a partir del pilar central marcan una silueta más dinámica, tipo coupé y sus creadores dicen que han tomado algunos rasgos del Audi Quattro original, todo un icono de la marca. En la trasera, los dos grupos ópticos quedan unidos por un delgado trazo luminoso a base de LED y resulta bastante atractiva.

 

El interior está realizado con especial esmero en los detalles y con materiales de muy buena calidad. Es similar al del A8, con una gran pantalla MMI Touch Response desde la que se manejan numerosas funciones del vehículo, todo muy intuitivo y rápido para no perder atención de la carretera, además de la posibilidad de realizar muchas acciones mediante comandos de voz. El cuadro de instrumentos tradicional se sustituye por el Virtual Cookpit, una pantalla de 12,3” que hay detrás del volante y que se puede configurar para tener la información deseada en cada momento, incluso los mapas de navegación con todos los detalles de los edificios en la ruta en 3D.

 

La conducción es muy agradable en todo momento y podemos elegir entre 7 modos que se adaptan a cada situación, regulando de forma diferente el tarado de la suspensión, el tacto del acelerador y del cambio de marchas. La tracción total quattro hace que circulemos siempre por la trayectoria elegida, dejando a la electrónica la tarea de enviar el par siempre a las ruedas con mejor agarre. También hemos tenido ocasión de rodar durante un recorrido de más de diez kilómetros por pistas sin excesiva dificultad pero con mucha piedra suelta, donde el sistema de tracción ha mostrado sus virtudes.

 

De momento, únicamente se puede solicitar con el motor 50 TDI de 286 CV asociado a un cambio automático de 8 velocidades y sistema de tracción integral quattro con un precio que parte desde los 84.840 euros. Una prueba del alto rendimiento de este motor desde el punto de vista medioambiental es que ha obtenido la etiqueta ECO de la DGT, de modo que puede circular por Madrid y Barcelona sin restricciones en los episodios de alta contaminación gracias a un sistema de hibridación suave que utiliza una batería de 48 voltios para aportar energía en determinadas fases de la conducción, de manera que el consumo de combustible se reduce en hasta 0,7 litros cada 100 kilómetros. A lo largo de 2019 se incorporará un motor de gasolina 55 TFSI de 340 CV y otro diesel menos potente, el 45 TDI de 231 CV.

 

José A Prados (Alicante)

 

También te puede interesar

Ford tendrá su primer vehículo eléctrico en 2020

El nuevo modelo sin emisiones contaminantes está inspirado en el Ford Mustang y estará en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies