Ford se une a Lyft para desarrollar vehículos autónomos

Los fabricantes de automóviles persiguen posiciones de liderazgo en el mercado de los vehículos autónomos. Este tipo de vehículo está llamado a ser el futuro del transporte en las ciudades y ninguna empresa quiere quedarse atrás en la carrera tecnológica.

Con el fin de facilitar la llegada de los coches autónomos y agilizar su aceptación por parte de la sociedad, la multinacional estadounidense Ford ha decidido asociarse con Lyft, la compañía de transporte entre particulares que triunfa en EEUU. Ford asegura que esta asociación “ayudará a ambas compañías a avanzar hacia un futuro del transporte más asequible, confiable y accesible“.

El fabricante de automóviles está desarrollando su propio vehículo autónomo y el sistema de conductor virtual de Argo AI, a la vez que pone en marcha una infraestructura y los sistemas necesarios para que las personas puedan utilizar fácilmente su servicio. Lyft tiene una red de clientes, una creciente demanda de viajes y un fuerte conocimiento del flujo de transporte dentro de las ciudades. Estas capacidades combinadas y los datos compartidos serán clave para dar un servicio óptimo.

Algunos de los retos de Ford y Lyft serán conectar fácilmente las plataformas tecnológicas de las dos empresas para ser capaces de despachar rápidamente un vehículo de conducción autónoma, elegir las ciudades idóneas para ofrecer este servicio y desarrollar una infraestructura capaz de mantener una flota acorde a la demanda. Ford asegura que su intención es “construir un servicio basado en las necesidades y deseos reales de la gente”, frente a otros que ven la oportunidad de los vehículos autónomos “como una carrera para ser el primero”.

En un primer momento se desplegarán vehículos conducidos por humanos en la red de Lyft. De esta forma, Ford probará su interfaz de plataforma para asegurar la compatibilidad con la plataforma actual de Lyft para clientes. Los equipos de desarrolladores ya están trabajando juntos. También se conectarán los vehículos autónomos de prueba de Ford a la red de Lyft. Sin embargo,  desde la multinacional estadounidense aseguran que no pondrán clientes en ellos hasta que estén seguros de que “nuestra tecnología ofrece una experiencia positiva y tranquilizadora en la que podemos obtener retroalimentación significativa”.

La seguridad y la fiabilidad son dos de las prioridades de ambas compañías, pero también la rentabilidad y la viabilidad.

 

También te puede interesar

General Motors se pasa a la electricidad.

Siguien la estela de otras muchas empresas de coches (Volvo, Jaguar, Aston Martin…), y tras …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies