Ford Mustang: por puro capricho

Renovado en profundidad, el deportivo americano se posiciona como un coche interesante al poner en la batidora prestaciones, estética, equipamiento y precio.

El nuevo Mustang luce una estética más refinada.

Es uno de los nombres legendarios en la historia del automóvil, un coche que ha escrito a lo largo de más de cincuenta años muchos e interesantes capítulos, entre los que se incluyen algunas generaciones bastante desafortunadas que han pasado sin pena ni gloria. El Fordn Mustang 2018 es un coche muy maduro, tanto en sus líneas como en su gran potencial tecnológico, además de sus evolucionados motores de gasolina, y sigue con el compromiso de ofrecer altas dosis de diversión a un precio razonable.

Desde que comenzó su comercialización de forma oficial a través de Ford España en 2014 se han vendido 1.100 unidades, el 81% en carrocería Fastback, bastante equilibrio entre las motorizaciones elegidas (53% con el 5.0 GT y 47% con el EcoBoost) y las perspectivas para la nueva generación son bastante optimistas –a pesar de que no corren buenos tiempos para los deportivos de este tipo- porque incluye numerosas mejoras sin que el precio haya subido de forma importante. Ya está a la venta en España en carrocería Fastback de dos puertas y Convertible con techo semiautomático de lona, con precios que parten de 41.300 euros.

El puesto de conducción es impecable, muy deportivo y de calidad.

Como decíamos en el titular, se trata de un coche de capricho, pero es algo asequible, y no tiene competidores en el mercado europeo. Habría que viajar al continente americano para compararlo con un Chevrolet Corvette o un Dodge Challenger, porque en nuestro mercado el Infiniti Q60 de 405 CV se queda corto por potencia y su precio es mucho mayor, el nuevo Kia Stinger se esfuerza pero no llega a hacer sombra con sus 375 CV,  y si lo comparamos con deportivos puros (Nissan GT-R, BMW M3 o Porsche 911) los precios son desorbitados.

La musculosa línea del Ford Mustang continúa su evolución para adaptarse a los tiempos modernos y lo hace con un capó algo más bajo y afilado, un espectacular parrilla frontal en la que el logo del caballo tiene un lugar preferente, entradas de aire para la refrigeración del motor en el capó, una zaga con mucho músculo y unos pilotos traseros en color blanco que marcan firmemente la silueta sobre el asfalto.

Asientos cómodos y buen agarre lateral para ir seguro en carreteras de curvas.

Pero las novedades más destacadas vienen desde el punto de vista de la tecnología más que del diseño. Ahora es también un coche ‘conectado’ al integrar el sistema Ford SYNC 3 que es compatible con los Smartphone a través de Apple CarPlay y Android Auto, de manera que la pantalla táctil del centro del salpicadero se convierte en una réplica del teléfono inteligente, pudiendo usar de forma cómoda algunas aplicaciones, también con comandos de voz para no perder la vista de la carretera.

Otra novedad es la incorporación en toda la gama de un cuadro de instrumentos digital, una gran pantalla situada detrás del volante que se puede personalizar al gusto del conductor, dando preferencia a ciertas informaciones y con distintos colores al seleccionar los modos Normal, Sport y Mustang MyMode que guarda los ajustes favoritos de cada usurio. En la parte de la izquierda puede aparecer un contador digital con las revoluciones, pero también se muestran en una barra horizontal que recorre la parte superior de la pantalla, apareciendo otros relojes más pequeños con el resto de datos del viaje.

La trasera sigue siendo muy llamativa y fácilmente reconocible.

El sistema de calibración del chasis es de serie en todos los Ford Mustang, un avance que permite elegir entre cuatro modalidades de conducción (Normal, Sport, Track, Snow/Wet), realizando de forma instantánea ajustes en el chasis que afectan al tacto del acelerador, momento del cambio de marcha (con cambio automático), dureza de la dirección y calibración del control de estabilidad para ajustarse a las diferentes condiciones de conducción. Para el gusto del conductor europeo, la amortiguación puede resultar algo blanda, y eso que ha mejorado sustancialmente. Sujeta bien la carrocería en las curvas y es cómoda para poder utilizar el coche a diario, algo que con otros deportivos no sucede.

Y un elemento interesante es la Suspensión Adaptativa MagnaRide, que monitoriza lo que sucede en el asfalto y realiza un ajuste automático mil veces por segundo para proporcionar una gran estabilidad, confort y control en cada momento, con la posibilidad de elegir entre cuatro modos -Normal, Sport, Circuito y Aceleración (Drag)-, dependiendo del estado de ánimo del piloto, el trazado y las condiciones del tráfico.

Hay dos motorizaciones a elegir, el EcoBoost 2.3 de 290 CV, que ha mejorado de forma importante respecto al modelo anterior, y el poderoso V8 5.0 de 450 CV, que es una auténtica ‘bestia’ que enamora por el sonido que brama desde sus escapes y que deja a uno pegado al asiento cuando pisamos a fondo el pedal del acelerador. Hemos tenido ocasión de probar las dos motorizaciones en divertidas carreteras de curvas por los alrededores de Niza y el resultado es espectacular en ambos casos, con un sobresaliente para el EcoBoost, una compra muy acertada que mejoraría bastante si los técnicos afinaran un poco mejor el sonido del escape.

El cambio automático de 10 velocidades es una delicia por suavidad y rapidez.

FICHA TÉCNICA

Ford Mustang GT 5.0 Ti-VCT

DIMENSIONES

Longitud: 4.789 mm

Anchura: 1.916 mm

Altura: 1.382 mm

Batalla: 2.720 mm

Maletero: 408 l (332 l Convertible)

Peso (vacío): 1.743 kg (1.807 kg Convertible)

 

MOTOR

Tipo: gasolina

Cilindrada: 5.038 cc

Potencia: 450 CV a 7.000 rpm

Par máximo: 528 Nm a 4.600 rpm

Tracción: trasera

Cambio: manual 6 vel/ auto 10 vel

 

PRESTACIONES

Velocidad máxima: 249 km/h

Aceleración (0 a 100 km/h): 4,3 s

Consumo medio: 12,4 litros

Emisiones CO2: 277 g/km

 

PRECIOS

Mustang Fastback

2.3 EcoBoost 290 CV: 41.300 euros

GT 5.0 Ti-VCT V8 450 CV: 49.300 euros

Mustang Convertible

2.3 EcoBoost 290 CV: 45.300 euros

GT 5.0 Ti-VCT V8 450 CV: 53.300 euros

 

José A. Prados

 

También te puede interesar

Concentración de furgonetas Volkswagen

Más de 350 ‘furgos’ de todas las generaciones están inscritas para el evento que se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies