Emboscada final: a la caza de Bonnie & Clyde

3 semanas edad

La historia de los cazarrecompensas que consiguieron acabar con Bonnie y Clyde queda inmortalizada en Emboscada final, la nueva gran apuesta de Netflix por el cine con Kevin Costner y Woody Harrelson al frente del reparto.

 A cualquiera, como mínimo, le suena los nombres de Bonnie y Clyde. Esta suerte de Robin Hoods versión gánster contó con la simpatía de la opinión pública y han quedado retratados en películas, series, dibujos animados, canciones… Las referencias que la cultura popular les ha brindado son innumerables.

Pero si mentamos a Frank Hamer y Maney Gault, la cosa cambia. Ellos fueron los principales responsables de acabar con la legendaria pareja, y los protagonistas de Emboscada final. La historia se cuenta esta vez desde su punto de vista, interpretados para la ocasión por Kevin Costner y Woody Harrelson, respectivamente.

El principio del fin de Bonnie y Clyde (Emily Brobst y Edward Bossert en el filme) arrancó en enero de 1934, cuando liberaron a cinco presos de la Unidad Eastham con los que rehacer su banda. En la operación se llevaron a un guardia por delante, lo que dio poder absoluto al estado de Texas y al gobierno federal para darles caza.

Lee Simmons (John Carroll Lynch), del Departamento Correccional de Texas, prometió al guardia muerto, Major Crowson, que sus asesinos serían encontrados y ajusticiados, y cumplió con su palabra. Ni las investigaciones del FBI ni la última tecnología forense eran capaces de echar el guante a Bonnie y Clyde, expertos en fugarse de un estado a otro. Fueron los métodos tradicionales de Hamer y Gault, dos ex-rangers retirados de Texas, los que consiguieron adelantarse a los movimientos de los criminales, predecir su siguiente jugada y tenderles una emboscada.

Bonnie y Clyde fueron abatidos el 23 de mayo de 1934 en una carretera secundaria de Bienville Parish (Luisiana). En su coche se contaron hasta 167 agujeros de bala en el levantamiento de los cadáveres. Mucho se ha escrito sobre su muerte, que dio pie a todo tipo de polémicas y ha alimentado todo tipo de teorías conspiratorias.

Emboscada final (la gráfica traducción elegida para The highwaymen, “Los bandoleros”) se vende como “la historia real jamás contada de los legendarios detectives que atraparon a Bonnie y Clyde”. Desde luego, parece el argumento de una temporada de True detective, pero la realidad siempre supera la ficción.

Dirige John Lee Hancock (El novato, Blancanieves y la leyenda del cazador, Un sueño posible), que le ha dado un tono de thriller policíaco con olor a western del siglo XX. Su estreno, tras proyectarse en algunos cines de EE. UU. a mediados de marzo, llega el viernes 29 de marzo a nivel mundial en formato de streaming doméstico de la mano de Netflix.

 

Texto: Jesús Casañas

Fotos: Netflix

Jesús Casañas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *