Día 6: El Cine tiene Música

por | 20 Mar 2021

Ir al cine y poder ver buenas películas siempre me ha encantado. Aprovechar esas -aproximadamente- dos horas para tener los cinco sentidos centrados en disfrutar de todo lo que te rodea, incluidas las bandas sonoras, para mí, es mágico.

Es un placer poder observar en la gran pantalla cada detalle de la trama y, como no, sentir el fantástico audio, que generalmente, tienen las salas, para quedarte hipnotizado de principio a fin.

 

Bandas Sonoras que no podrás dejar de escuchar. Parte 1

Cuántas veces hemos ido al cine para ver películas de las que tenemos más o menos referencias de la trama, pero que rara vez nadie nos habla de la música, y, sin darnos cuenta, hemos salido tarareando alguno de los temas centrales y hemos esperado al final de los créditos, o rápidamente buscado en el móvil, para saber cual y de quien era esa/s canción/es que tanto nos ha/n gustado.

Dentro de las bandas sonoras podemos diferenciar las que se centran en la música cinematográfica, o también conocido como score, donde se incluyen las pistas, generalmente instrumentales y orquestadas, compuestas para la película, y las conocidas como Original Motion Picture Soundtrack, o Banda Sonora Original, donde suelen estar las canciones que componen la película.

Hoy quiero hablar, como primera aproximación a canciones de películas, de 7 Bandas Sonoras Originales que, aparte de ser fantásticas por las canciones que las componen, hacen que las películas en las que salen sean maravillosas, hacen un matrimonio perfecto y, sin duda, estas películas no hubieran sido lo mismo sin esa selección de temas.

 

1. The Commitments (1991)
Alan Parker

Aún recuerdo la primera vez que vi el cartel de esta película luciendo en uno de los desaparecidos cines de la Gran Vía madrileña. Por aquel entonces, pasaba mucho tiempo por el centro de Madrid y recuerdo perfectamente que me llamó mucho la atención ese cartel, me parecía una película que tenía una pinta estupenda y estaba seguro de que la música sería buenísima. No me equivocaba, cuando la vi fue toda una explosión de sentimientos, la película me encantó: el ambiente, el ritmo, la fotografía, pero sobre todo me impactó su banda sonora, la voz del, para mí, desconocido Andrew Strong era puro Soul.

No tardé mucho en comprarme el vinilo, posteriormente sacaron un volumen 2, que también me compré rápidamente y también un vinilo con las canciones de los artistas originales de las canciones de la película.

Puedo decir que es una de las mejores películas musicales que he visto hasta la fecha. Si la has visto sabrás de lo que hablo, si aún no la has visto, date prisa.

Recomendado:  Día 10: 'Spanish Bombs'. Los mejores discos españoles de pop-rock de los 90.

 

2. The Crow / El Cuervo (1994)
Alex Proyas

Hablar de El Cuervo es hablar de Eric Draven, un músico de rock protagonizado por Brandon Lee (hijo del Bruce Lee) que fue misteriosamente asesinado durante el rodaje de la película.

Curiosamente, la película trata de cómo Eric vuelve de entre los muertos, gracias a la ayuda de un cuervo negro (muy al estilo Edgar Allan Poe) para vengar la muerte de su novia y la suya propia. Toda una película de culto entre los amantes de las música gótica o industrial gracias al ambiente que recrea y, por supuesto, gracias a su maravillosa Banda Sonora.

El tema principal de The Cure, Burn, es toda una declaración de intenciones: muy oscura, muy siniestra y encaja como un guante en la película.
El disco, una colección de temas espectaculares entre los que destacan Big Empty de Stone Temple Pilots, Dead Souls de Nine Inch Nails o Sankedriver de The Jesus & Mary Chain.

Hace poco reeditaron el vinilo, una pieza de colección, en una edición doble en el que la cara D, no es música, es el cuervo grabado, una auténtica joya.

 

3. Singles / Solteros (1992)
Cameron Crow

Solteros es la típica película que te saca una sonrisa, que cuando la terminas estas de buen rollo, te sienta bien.

Cameron Crow siempre ha manejado muy bien este tipo de ambientes y, en esta ocasión, si añadimos que está rodada en la ciudad de Seattle, que trata de un grupo ficticio llamado Citizen Dick cuyo líder, Matt Dillon, se empeña en llegar a la fama, y si nos fijamos en los maravillosos cameos de Tim Burton y de los grandes de la música grunge, miembros de Pearl Jam, Soundgarden o Alice in Chains, que a su vez son la Banda Sonora de la película, el éxito está asegurado.

La Banda Sonora de Solteros es muy especial, contiene los temas, hasta la fecha desconocidos, de Pearl Jam, Breath y State of Love and Trust, el icónico Crown of Thorns de Mother Love Bone y el tema principal de Paul Westerberg Dyslexic Heart, que es maravilloso.

Altamente recomendable disfrutar de la película y posteriormente escuchar la banda sonora recordando las escenas que, además, hace poco la reeditaron en un doble vinilo con cd extra de canciones inéditas que no incluía la edición original.

 

4. Reality Bites (1994)
Ben Stiller

Hablar de Reality Bites es hablar de la famosa Generación X. Quizás fue la película que más se significó en los aspectos y estilos de vida de ese momento. Winona Ryder, Ethan Hawke y Ben Stiller nos regalan una comedia romántica muy entretenida y llena de buena música.

Recomendado:  Día 2: El día más difícil

La Banda Sonora es fabulosa. Comienza con mucha fuera con My Sharona de The Knack y continua con la deliciosa voz de Juliana Hatfield.
Temas de Crowded House, U2, Lenny Kravitz, o Dinosaur Jr van apareciendo según vas escuchando el disco y el cuerpo te pide que no se acabe nunca.

Es curioso que quizás la canción que más se identificó con la película fue Stay interpretada por Lisa Loeb & Nine Stories que quizás era de las artistas con menos nombre dentro de la gran selección que había en el disco. Otra anécdota es la canción I’m Nuthin interpretada, y muy bien, por el protagonista Ethan Hawke.

Todo un clásico con el que nos identificamos todos los que entramos dentro de esa generación.

 

5. High Fidelity / Alta Fidelidad (2000)
Stephen Frears

Si hay una película que adapta a la perfección el día a día en una tienda de discos, esa es Alta Fidelidad.

La película es una fantástica historia de amor que gira en torno a la tienda de discos, que regenta el fabuloso John Cusack, Championship Vinyl, y que cuenta con la compañía del genial Jack Black y de Todd Louiso, que no paran de demostrar lo freaks musicales que pueden llegar a ser.

Teniendo en cuenta estos precedentes, podemos asumir que la banda sonora es una auténtica maravilla, una colección de canciones que no puedes parar de escuchar una y otra vez. The Kinks, The Velvet Underground, Love, Bob Dylan y otros muchos, ponen sonido a todo lo que pasa en la tienda y todo con muchísimo sentido.

Además, podemos disfrutar de la impresionante versión de Jack Black del clásico Let’s Get It On de Marvin Gaye, que es uno de los grandes momentos de la película y de las grandes sorpresas de la banda sonora.

Sin duda, una de mis películas favoritas que suelo ver, mínimo, una vez al año y que nunca me defrauda.

 

6. Romeo + Juliet / Romeo y Julieta (1996)
Baz Luhrmann

La adaptación del clásico de William Shakespeare, Romeo y Julieta, dirigida por el australiano Baz Luhrmann, supuso todo un aluvión de críticas, la mayoría positivas, ya que consiguió darle una visión súper moderna a esta historia tan romántica, ambientada en la ficticia Verona Beach.

Recomendado:  Día 5: No eres tú, soy yo

Leonardo DiCaprio y Claire Danes hacen una interpretación fantástica, y la música es fabulosa y encaja a la perfección en cada una de las escenas.
Desde el comienzo, con la hipnotizadora #1 Crush de Garbage, pasando por la brillante Lovefool de The Cardigans y casi acabando con Talk Show Host de Radiohead. La banda sonora es todo un himno al buen gusto.

Sinceramente, creo que es una de las grandes bandas sonoras de los noventa, y, además, acompaña a una película que rompió moldes y que supo adaptar una historia conocida por todos, y que podría ser aburrida, de tal forma que sorprendía desde el primer minuto.

 

7. Pulp Fiction (1994)
Quentin Tarantino

Posiblemente Pulp Fiction es una de las 5 películas que más he visto, desde que se estrenó en cines creo que fui 3 o 4 veces, y en cuanto salió el DVD y luego el BluRay me la compré y sigo viéndola de vez en cuando.

Por supuesto, tratándose de Quentin Tarantino, la música está muy cuidada y muy buscada para que sea una parte importante de la película, no hay escena que no te recuerde a una canción concreta de la banda sonora.

Desde el comienzo con el atraco en la cafetería y la fabulosa canción surfera Misirlou, el momento del chantaje a Bruce Willis con Let’s Stay Together de Al Green de fondo, Chuck Berry y su You Never Can Tell en el recordado baile del concurso en el que John Travolta y Uma Thurman hacen una auténtica exhibición, o el baile de ella sola en casa con el tema de Urge Overkill, Girl, You’ll be a woman son.

Podría seguir una a una con cada una de las canciones, pero mi recomendación es ponerte la película, disfrutar cada minuto y en cuanto acabe poner el disco y ver la película en tu cabeza disfrutando de cada canción. Recomiendo además buscar la edición en CD de 2002, Collector’s Edition, donde se incluyen varios temas extra que no tenía la primera edición.

 

Esta demostrado. Una buena película, acompañada de una buena banda sonora, se convierte en magnifica. Y es que, sin lugar a dudas, el cine tiene música y si en el momento de elegir el tema indicado para la escena adecuada, aciertas, ésta será recordada siempre.

#godsavethemusic

Love me love me
Say that you love me
Fool me fool me
Go on and fool me
Love me love me
Pretend that you love me
Leave me leave me
Just say that you need me

The Cardigans, Lovefool (1996)

Apóyanos y comparte este artículo:
Ian Allovertheworld

Ian Allovertheworld

Hola, me llamo Ian y NO, no soy melómano. Sí, me gusta la música, me lleva gustando desde que tengo uso de razón. Me gusta, y mucho, comprar discos, ir a conciertos, escuchar la radio, disfrutar cada día, y en cada momento, de un buen tema o de un buen álbum.

0 comentarios

Enviar un comentario

Día 9: Sin cables y a lo loco

Día 9: Sin cables y a lo loco

Escuchar esas canciones que tanto te gustan y que nunca te importa que suenen en cualquier sitio, porque nunca molestan y siempre acabas tarareándolas, es una gozada. Y si, de repente, suena ese tema, pero lo hace distinto, sin tanta energía, sin tanto 'ruido', a...

Día 8: Flotando en el Espacio

Día 8: Flotando en el Espacio

Hace unos días me encontré con la triste noticia de la muerte del astronauta Michael Collins, piloto del Apolo 11, a los 90 años. La verdad es que siempre me ha fascinado la historia del hombre en la luna, siendo en ocasiones bastante incrédulo y otras no tanto. Y es...

Día 7: Una buena compañía

Día 7: Una buena compañía

No recuerdo las veces que me he preguntado eso de: si me fuera a una isla desierta, ¿qué me llevaría? La respuesta siempre suele ser la misma: música. Sin duda seleccionaría los discos que más compañía me fueran a hacer allí dónde estuviera esa isla desierta y los...

Día 5: No eres tú, soy yo

Día 5: No eres tú, soy yo

Muchas veces, escuchando algún disco -que bien te acabas de comprar o que rescatas de la colección-, de repente, escuchas un tema que conoces perfectamente pero que no es del grupo del que has puesto el disco. Son las versiones, amadas y odiadas con y sin razón. A mí,...

Día 4: En algún lugar

Día 4: En algún lugar

Viajar para conocer diferentes estilos de vida, diferentes culturas, descubrir nuevos grupos y comprar discos imposibles en España, siempre ha sido una de mis aficiones. Es verdad que hoy en día es muy fácil conocer grupos y comprar cualquier disco a golpe de click,...

 

SUSCRÍBETE A NUESTRA REVISTA

6 números por 18€

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies
Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this