La Casa de Papel

Confinamiento y TV: más de 5 horas al día

1 semana edad

Tal y como era de esperar, el confinamiento ha disparado el consumo de televisión, cambiando nuestros hábitos y costumbres audiovisuales. Os presentamos algunos de los datos más significativos.

Desde que se decretase el estado de alarma en nuestro país el pasado 14 de marzo, no hemos parado de ver series, películas, informativos, documentales, programas de entretenimiento, conciertos grabados y, en general, producciones audiovisuales que hiciesen más llevadero nuestro confinamiento.

Pero el estudio publicado por Mediaset ha superado toda previsión: cada espectador consumió más de 5 horas al día durante el mes de abril (un 30% más que en abril de 2019). Es uno de los datos más relevantes del informe ‘TV All In’, realizado por Publiespaña con datos de ComScore, Kantar Media, EGM, GFK, CIMEC y el instituto Toluna sobre una encuesta realizada a más de 1.000 espectadores de todas las edades.

Otro de los datos más curiosos es que la televisión lineal y digital (los canales “tradicionales” que vemos a través del TDT) concentró el 85% del consumo audiovisual, mientras que el vídeo a través de Internet (YouTube, Vimeo…) se llevó el 9%, quedando las plataformas OTT (HBO, Netflix, Amazon Prime Video…) en un tercer lugar con un 6%.

Si dejamos de lado el consumo audiovisual que se hace en otros soportes (móvil, ordenador, tablet…) y nos centramos exclusivamente en el de la televisión, el 91% del consumo corresponde a la televisión lineal (302 minutos por espectador y día), diez veces más que el de las plataformas (30 minutos).

Claro que no en todas las casas hay plataformas OTT: a pesar del incremento en su penetración, están presentes en menos del 40% (7.251.000) de los hogares. En dichos hogares, los espectadores dedican casi cinco veces más de su tiempo a ver televisión lineal (246 minutos) que a las plataformas (54 minutos).

Una explicación razonable sería la especial atención que le hemos prestado a la actualidad: el 64% de los encuestados en el estudio afirma que la televisión es su medio de referencia para informarse durante la crisis.

 

Nuevas plataformas VOD y nuevas formas de consumo

No obstante, es innegable el auge de las plataformas VOD (Video On Demand, vídeo bajo demanda). Las generalistas, con series, películas y documentales de todo tipo, son cada vez más numerosas: Netflix, HBO, Movistar+, Amazon Prime Video, Apple TV+, Rakuten TV…

A ellas hay que sumar las temáticas: beIN Connect (de contenido deportivo), Disney + (entretenimiento infantil y juvenil), Planet Horror (cine de terror)… Una de las últimas en llegar a nuestro país es Spamflix, plataforma especializada en películas de culto.

Ante el distanciamiento social, muchas han sido también las propuestas para poder ver nuestras películas y series favoritas de forma paralela a nuestros amigos y familiares, con el objetivo de poder comentar la jugada con ellos aunque sea de forma digital. 

Netflix Party permite sincronizar a varios usuarios a la vez para que puedan ver de forma conjunta el contenido de su parrilla y comentarlo en un chat grupal que se despliega a la derecha de la pantalla. Mismo sistema que si asistimos a algún vídeo en directo (una actuación casera de nuestro artista favorito, por ejemplo) de los que se emiten a diario en YouTube, Facebook o Twitch, la plataforma para streaming de Amazon.

Facebook permite también hacer grupos junto a nuestros amigos para ver vídeos de forma conjunta (sin que puedan acceder el resto de usuarios). Algo que también podemos hacer con alguno de los programas para videollamadas grupales (Skype, Zoom…) mientras uno de nosotros comparte su pantalla con los demás, aunque será probable que el audio se sature o se desincronice respecto a la imagen.

En cualquier caso, todo hace suponer que la llegada de la desescalada y el buen tiempo revertirán o, al menos, moderarán el consumo audiovisual doméstico. 

 

Por Jesús Casañas

Jesús Casañas