Centro de pruebas para el coche autónomo

6 meses edad

Las instalaciones de Toyota en Michigan (Estados Unidos) permitirán reproducir de forma segura situaciones de conducción extremas.

Pista de pruebas para el coche autónomo de Toyota en Michigan (EE UU).

En los últimos meses estamos leyendo muchas noticias relacionadas con la conducción autónoma, una tecnología en fase de desarrollo que tiene como objetivo prioritario salvar vidas, aunque, lamentablemente, durante las pruebas hay fallos que todavía se tienen que pulir. Y para continuar avanzando en los sistemas de automatización en la conducción, Toyota Research Institute (TRI) está construyendo unas instalaciones con pista cerrada de pruebas para el coche autónomo en una parcela de 24 hectáreas situada en el Parque de Recursos Técnicos de Michigan (Estados Unidos).

La fecha prevista para su inauguración es el mes de octubre, fecha en la que serán utilizadas en exclusiva por TRI para reproducir de forma segura situaciones de conducción ‘límite’, las que resultan peligrosas para probar en vías abiertas al tráfico.

“Al ser una pista que construimos nosotros mismos, podemos diseñarla en función de nuestras necesidades concretas de pruebas para poder avanzar más rápidamente, en especial, con el modo de automatización de vehículos ‘Guardián’ de Toyota”, declaró Ryan Eustice, Vicepresidente Sénior de Conducción Automatizada del TRI. “Estas nuevas instalaciones nos darán la flexibilidad para personalizar situaciones de conducción que pongan a prueba los límites de nuestra tecnología y nos acerquen cada vez más al desarrollo de un vehículo conducido por humanos que sea incapaz de provocar un accidente”, añadió Eustice.

Las instalaciones del TRI se construirán en el interior del circuito oval de pruebas de 2,8 km del MITRP. Contarán con entornos urbanos congestionados, superficies deslizantes y un tramo de autovía de cuatro carriles, con incorporaciones y salidas a gran velocidad.

Las instalaciones del MITRP han acogido pruebas de vehículos desde 1968, cuando fue creado por un importante proveedor de automoción. El parque tecnológico, que ocupa 136 hectáreas, fue vendido a un promotor privado en 2010 y ahora funciona como centro a disposición de fabricantes y proveedores de componentes de vehículos comerciales, vehículos todoterreno y otros automóviles, para la realización de pruebas y el desarrollo de tecnologías avanzadas.

José Antonio Prados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *