El big data en la estrategia de marketing

4 meses edad

Cuando las primeras empresas empezaron a adoptar herramientas tecnológicas de big data, era bastante común tener que explicarlo de manera específica. Siempre se utilizaban ejemplos que demostrasen la gran magnitud de información que recopila esta tecnología. 

Tras este primer acercamiento, se terminaba exponiendo de forma muy emotiva cómo estos datos que recopilaban las empresas podían terminar cambiando la vida de  las personas. Por ejemplo, se explicaba que permitía salvar más vidas a los servicios de emergencia, reduciendo sus tiempos de respuesta y haciendo su trabajo más eficaz.

Cuando las empresas vieron que este volumen de datos era tan importante, se empezaron a ver estrategias de marketing de éxito. Se podía utilizar el big data para diseñar productos, definir mejor el target e incluso entender mucho mejor lo que quieren los usuarios y proporcionárselo. 

Como ejemplo claro, el de un supermercado: el big data le dijo que no dejase de vender una marca de cereales porque las personas que los consumían tenían carros de la compra más caros. O también cómo ayudó a Netflix a escoger series de éxito. Es decir, que el big data ha pasado a ser un punto clave a la hora de realizar una estrategia de negocio. 

Cómo influye el big data en el marketing

En la actualidad, el big data es tan importante que las empresas han empezado a fichar a data scientists, analistas o perfiles tech. Esto se debe a que los perfiles tech se consideran una parte fundamental del trabajo. 

Los datos son ya una parte imprescindible del marketing. La información es esencial para estos equipos. Esto quiere decir que la gente que se dedica a este sector no podrá trabajar ya sin fichar los datos. Estos son los que hacen que podamos comprender el mercado tal y como se encuentra. Son esenciales en la toma de decisiones y ayudan a determinar los mensajes y la estrategia que se emplearán. La toma de decisiones se encuentra vinculada a los datos y lo estará todavía más en el futuro. 

Sin embargo, y a pesar de su éxito, todavía existen problemas en el terreno que hay que solventar. Por ejemplo, ¿quién posee toda nuestra información? ¿Cómo podemos acceder a los datos de los consumidores, cada vez más preocupados por su privacidad…? O por ejemplo, el no saber qué es exactamente lo que debemos conocer de estos datos que nos proporcione. 

Frente a esta situación, los responsables de los equipos de marketing tendrán que intentar mejorar su estrategia de datos. Será necesaria la contratación de más talento capacitado y contar con las herramientas adecuadas. 

Debemos asumir que el big data en la actualidad ha cambiado diferentes sectores, especialmente el marketing. 

El Club del Emprendimiento

 

Influencers

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *