Amancio Ortega: La humilde historia del hombre más rico de España

por | 14 Ene 2019

Amancio Ortega ha levantado de la nada un imperio textil que supera las 7.000 tiendas y ha llegado a situarlo en el trono de la persona más rica del mundo. Huye de la atención pública, que busca adentrarse en la personalidad de uno de los empresarios más admirados de todos los tiempos. Un verdadero caso de estudio de cómo un hombre sin formación ha conseguido llegar a lo más alto en el mundo empresarial desarrollando desde cero un revolucionario método de trabajo y una nueva forma de entender la moda.

A los 13 años dejó el colegio para ayudar económicamente a su familia, entrando como dependiente en la camisería Gala, ubicada La Coruña. Durante sus primeros años en Gala fue el chico para todo, lo que le sirvió para conocer de cerca el negocio textil de la España de los 50, con especial peso en una región, Galicia, poblada de pequeños talleres que fabricaban y exportaban a todo el país.

Con 17 años se trasladó a La Maja, una tienda de telas con varios locales en la que también trabajaban sus dos hermanos mayores, Pepita y Antonio. Pero hasta llegar a ser el mayor fabricante textil del planeta, Amancio pasó unos cuantos años más en el barro. Un camino en el que desde su entrada en La Maja no estuvo solo, sino rodeado de su familia. Ortega no resta mérito a ninguno, consciente de que el propio origen de Inditex también se lo debe a ellos. Un origen que comenzó allí mismo, en La Maja, a cuyos propietarios sugirió la necesidad de confeccionar sus propias prendas utilizando las telas que vendían.

El éxito fue tal, que Amancio y su familia decidieron probar suerte por su cuenta. Era 1963 y nacía Confecciones GOA, su propio taller textil. Allí comenzaron a tejer batas de boatiné, la última moda en aquel momento, que vendían a terceros e incluso llegaban a exportar. Reinvertían todo el dinero en seguir creciendo, hasta el punto de que en una década ya tenían 500 empleados, sus propios diseñadores y se encargaban también del aprovisionamiento y la distribución. El siguiente paso era comenzar la venta minorista, algo que llegó en 1975 con la apertura, en la calle Juan Flórez de La Coruña, de su primera tienda propia: Zara. Tenía 39 años.

Luchando por ser normal

Recomendado:  Lecciones de deporte con Toni Nadal

Ahora mismo es el sexto hombre más rico del mundo, por encima de Carlos Slim, los fundadores de Google, Jack Ma (Alibaba)… y solo un paso por detrás de Mark Zuckerberg, el creador de Facebook.

A pesar de ello, Ortega continúa viviendo en La Coruña y veranea unos pocos días al año navegando por Europa o haciendo el Camino de Santiago con sus amigos, algo que le permite reencontrarse con una humilde realidad, lejos de la opulencia que podría permitirse, y que encaja con sus creencias religiosas. Durante toda su carrera ha comido en el comedor común de la sede de Inditex, junto al resto de empleados. Tampoco tiene despacho propio: siempre le ha gustado estar en el taller o en los almacenes, donde estaban naciendo las prendas que iba a vender.

Humilde multimillonario

El año pasado repartió más de 300 millones de euros al Sistema Nacional de Salud para la renovación de equipos para la lucha contra el cáncer. La salud es una de sus grandes preocupaciones, quizás porque él mismo luchó contra una grave enfermedad en los 90. La otra es la pobreza, contra la que pelea con millonarias donaciones a Cáritas, al Banco de Alimentos y a otras organizaciones no gubernamentales. También le preocupa la educación, hasta el punto de becar a alumnos españoles para que estudien en Estados Unidos y Canadá, o de haber construido casi una decena de escuelas infantiles en Galicia. Se calcula que desde 2001, cuando abrió su fundación, ha comprometido más de 500 millones de euros.

 

Recomendado:  Mon Laferte, la poderosa voz chilena que no para de dar que hablar

¿Cuáles han sido las claves de su éxito? ¿Qué le diría a los emprendedores que hay en este país y que ven a Amancio Ortega como un referente? ¿Cómo afecta a la internacionalización de Inditex el hecho de mantener su sede en Arteixo (Galicia) en lugar de haberla trasladado a alguna de las capitales más importantes del mundo?

Influencers se ha puesto en contacto con el entorno más cercano de Amancio Ortega para conseguir algo que, sabíamos, era prácticamente imposible: una entrevista con él. Tal y como nos han confirmado desde dicho entorno, “tener respuestas directas de Amancio Ortega era imposible: nunca ha concedido una entrevista a un medio de comunicación y no va a hacerlo en el futuro”. No obstante, desde dicho entorno nos han hecho llegar unas reflexiones sobre algunas de las cuestiones planteadas que plasmamos en el número de enero 2019 de la revista Influencers.

 

Por Miguel Ángel Ossorio Vega

Fotos: Pontegadea

Apóyanos y comparte este artículo:
Influencers

Influencers

Un medio para descubrir quiénes son los verdaderos influencers, esos que verdaderamente están condicionando nuestra forma de vivir, opinar y comportarnos, con una cuidada edición en papel.

0 comentarios

Enviar un comentario

 

SUSCRÍBETE A NUESTRA REVISTA

6 números por 18€

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies
Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this