DS 7 Crossback: Aires de cambio

7 meses edad

El primer modelo completamente nuevo de la firma es una apuesta por el lujo francés en el segmento de los SUV prémium: con una carrocería que resulta original, motores eficientes y una comodidad al volante que se inspira en el mítico DS o Tiburón.

 

La marca más joven del mercado (nació en junio de 2014 dentro del grupo automovilístico PSA para operar de forma independiente) pisa con fuerza con su primero modelo completamente nuevo: un SUV de tamaño compacto que llega en plena efervescencia para este tipo de carrocerías. Mide 4,57 metros de longitud y por sus características viene a competir de forma directa con modelos tan consolidados como el Audi Q3 o BMW X1 en el segmento prémium, a los que aventaja por precio y equipamiento, sin descartar modelos consolidados como el Range Rover Evoque, Mazda CX-5 o Volkswagen Tiguan.

Durante algo más de tres años, el equipo de DS ha trabajado duro para consolidar una marca dinámica que ya cuenta con cuatro modelos –DS 3, DS 4, DS 5 y DS 7– y que en España tiene ya una red de 25 DS Stores y el objetivo es finalizar el año con una red comercial con 30 puntos que cubra los principales mercados prémium de España.

El DS 7 Crossback se ha creado desde cero con un ambicioso proyecto destinado a un mercado global –el grupo PSA tiene una gran presencia en China– y como representante del auténtico lujo francés, donde la marca tiene una buena herencia en el DS, el famoso Tiburón, que el día de su presentación en el Salón de París de 1955 ya logró más de 12.000 pedidos.

Partiendo de una sólida base, el DS 7 Crossback es un SUV compacto destinado al segmento prémium que se construye sobre una nueva plataforma y al que se dota de una carrocería elegante y de trazos originales con los que se diferencia de la oferta actual para marcar un estilo diferenciador. La gran parrilla frontal con forma vertical y los grupos ópticos con tecnología led que parecen esculpidos en diamante marcan una silueta perfectamente reconocible de un vistazo, añadiendo toques característicos de un SUV, como los pasos de rueda pronunciados, protectores en los bajos y una carrocería algo más elevada que una berlina para poder circular fuera del asfalto sin dañar la mecánica. La línea descendente del techo remarca el aspecto deportivo de un coche que en su parte trasera también resulta interesante por la simplicidad de las líneas y los trabajados grupos ópticos posteriores.

Y si el exterior sorprende, mucho más lo hace un interior en el que todo está enfocado al confort con un toque de lujo en cada uno de los detalles. Todo está recubierto de piel de muy buena calidad en un ambiente que combina un toque de modernidad con algunos pulsadores tipo retro y un reloj analógico creado por la firma francesa BRM sobre el botón de arranque, que es el logo DS. La primera sensación es de amplitud, con unos asientos que recogen perfectamente el cuerpo, y en el centro del salpicadero encontramos una enorme pantalla táctil de 12’’ desde la que se manejan todas las funciones del sistema multimedia de una forma clara e intuitiva.

Conscientes de las grandes dificultades que se plantean para los motores diésel en los próximos años en numerosos países europeos, en DS han confeccionado una oferta mecánica compuesta por dos eficientes motores PureTech de gasolina con potencias de 180 y 224 CV, ofreciendo también dos motores diésel BlueHDi con un gran rendimiento y bajas emisiones, de 130 y 180 CV, destinados a quienes hacen un elevado número de kilómetros al año, principalmente en carretera. Y atendiendo a las necesidades de un mercado –que cada vez demanda más híbridos– para 2019 está prevista la llegada de un modelo con una mecánica que combina un motor de gasolina y uno eléctrico que entrega una potencia total de 300 CV, denominada e-Tense 4 × 4, ofreciendo un sistema de tracción total en determinados momentos con el motor eléctrico situado en el tren trasero.

La tecnología es otro de los puntos fuertes del DS 7 Crossback, un coche que incorpora el sistema DS Connected Pilot con el que se accede al nivel dos de conducción autónoma, manteniendo el vehículo en todo momento por el carril correspondiente y a la velocidad programada por el conductor, pudiendo frenar si el vehículo que nos precede circula a una velocidad inferior y manteniendo siempre la distancia de seguridad marcada. Otras innovaciones destacadas son el sistema de visión nocturna DS Night Vision –que utiliza una cámara para detectar posibles peatones o ciclistas en la oscuridad, emitiendo una señal de aviso al conductor–, los faros active led vision –que se adaptan a lo que sucede en la carretera en cada momento sin deslumbrar a los coches que vienen de frente– o la suspensión predictiva –que mediante una cámara frontal lee las irregularidades del terreno y anticipa el tarado de las suspensiones–.

Las sensaciones al volante son buenas y sorprende la agilidad de una carrocería SUV que se agarra bastante bien al asfalto con la gran comodidad que proporciona una lograda suspensión que se encarga de filtrar todas las irregularidades del firme. A esta comodidad también se llega con una buena insonorización del habitáculo, al que no pasan ruidos procedentes de la rodadura ni de la mecánica. En el caso del motor diésel BlueHDi de 180 CV, no es nada ruidoso, resulta suave de tacto, entrega la potencia de forma dosificada y el nivel de prestaciones es más que suficiente para viajar rápido sin que el consumo se resienta.

Los precios del DS 7 Crossback parten de 31.950 euros –con el motor BlueHDi de 130 CV, con cambio manual, en acabado Be Chic– y desde 44.900 en modelo más potente –el Puretech 225 con cambio automático Grand Chic–. Hay hasta nueve colores de carrocería, varios tipos de tapicería para elegir, modelos de llantas de aleación hasta 19’’ y paquetes con opcionales que permiten configurar el coche a la medida de cada conductor.

 

FICHA TÉCNICA

DS7 BlueHDi 180

Dimensiones

Longitud: 4.570 mm

Anchura: 1.995 mm

Altura: 1.620 mm

Batalla: 2.738 mm

Peso: 1.610 kg

Depósito combustible: 62 litros

Maletero: 555 litros

 

Motor

Tipo: diésel, 4 cilindros en línea

Cilindrada: 1.997 cm3

Potencia: 177 CV a 3.750 r. p. m.

Par máximo: 400 Nm a 2.000 r. p. m.

Tracción: delantera

Cambio: automático 8 vel.

 

Prestaciones

Velocidad máxima: 215 km/h

Aceleración 0 a 100 km/h: 9,4 segundos

Consumo medio: 4,9 litros

Emisiones CO2: 128 g/km

Normativa: Euro 6

 

Precio: desde 34.850 euros

 

Por José A. Prados

Influencers

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *