8-M, Día de la Mujer

8-M: DÍA DE LA MUJER “COJO LA MALETA Y ME VOY”

9 meses edad

Cuando en los 90 mirábamos hacia el futuro, imaginábamos el siglo XXI como algo psicodélico, donde la robótica sustituiría al componente humano, los coches volarían, nos podríamos teletransportar y nos alimentaríamos a base de pastillas vitaminadas. En ese universo la diferencia de género sería casi imperceptible, hombre y mujer serían prácticamente iguales. Paparruchas. Resulta que ha llegado el 2018 y seguimos viendo la misma película en blanco y negro, lo único que ha cambiado es que ahora la vemos en 4k, tenemos un modelo más moderno Termomix y han inventado una aspiradora que aspira sola. Pero no nos engañemos, quien la enciende es ella, no él.

La brecha salarial, el techo de cristal, los trabajos más precarios, la violencia machista, el acoso… todo eso sigue igual, o incluso a veces peor. Seguimos en la prehistoria en cuanto a derechos de la mujer.

Obviamente, este día de la mujer tenía que llegar. Y este ya es el primer triunfo. Por fin sale a relucir el hartazgo de muchísimas mujeres que ven cómo la igualdad real es una pantomima que propugnan las leyes y no tiene correspondencia en el día a día.

“Si nosotras paramos se para el mundo”. El lema llama a la reflexión sobre la invisibilización del trabajo de las mujeres, que sólo se ve cuando falta. Viene a ser una metáfora -salvando las distancias- de aquel “un día cojo la maleta y me voy” que le escuchabas a tu madre cuando al final del día estaba agotada después de su jornada laboral y tenía que recoger la casa, hacer la compra, preparar la cena, ayudarte con los deberes y ponerle la cerveza en la mesa a tu padre, que llegaba de “trabajar” y quería ver el partido. Suena a tópico, pero es real, y sigue pasando.

Ojo también al pseudofeminismo de muchos y muchas,  que aun apoyando el movimiento de protesta de la mujer y asumiendo la desventaja del sector femenino en la sociedad, educan sin darse cuenta a sus hijas de manera diferente que a sus hijos “casi” sin darse cuenta. Porque es algo que está tan metido en nuestras entrañas que cuesta desincrustar.

Hoy, 8 de Marzo, el día internacional de la Mujer se presenta con mucha más fuerza que en años anteriores. Pase lo que pase, esto marcará un punto de inflexión. La de hoy es una llamada de atención para gritar de una vez por todas que somos muchas–me incluyo- las mujeres que no estamos dispuestas a seguir igual. Y queda un largo camino por recorrer. Cojamos esa maleta.

MPY

 

Influencers

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *